Síguenos
Mi bebé y yo

Piscinas hinchables: ¿qué criterios deben cumplir?

( 1 voto) load

¿Estás pensando en comprar una piscina hinchable? ¿No tienes claro qué requisitos debe cumplir para que sea segura? ¿Dudas sobre qué tamaño elegir? Te explicamos cómo debe ser una piscina hinchable, qué tener en cuenta al elegirla y cómo evitar peligros. 

Muchas familias optan por comprar una piscina hinchable para alegría de los niños, que pueden disfrutar de ella durante las largas jornadas de sol y calor. Se trata de una opción mucho más económica que la piscina de obra, al alcance de todas las familias y que permite a los niños disfrutar de uno de sus pasatiempos preferidos: jugar en el agua. Sin embargo, y aunque no lo parezca, las piscinas hinchables pueden esconder algunos peligros, por lo que es importante tener en cuenta las características de seguridad que deben cumplir. 

Características de una piscina hinchable segura

Los requisitos que debe cumplir una piscina hinchable dependerá de la edad de los niños. Si tu hijo no supera los 10 años, las medidas ideales de la piscina son desde 300 a 500 centímetros de diámetro y de entre 100 y 120 centímetros de altura. Por otro lado, la capacidad de contención variará dependiendo del modelo elegido: se recomienda que si los niños son pequeños, la piscina sea poco profunda. En cambio, si tu hijo es mayor de 10 años, el tamaño de la piscina hinchable puede ser mayor. Sin embargo, en este caso, deberá incluir una depuradora y una cubierta para garantizar la seguridad. 

En relación con la estructura, existen muchas opciones: modelos hexagonales, cuadrados, octogonales, redondos, rectangulares, etc. Todos ellos deben disponer de soportes de metal o PVC para garantizar una confección más robusta de la estructura y evitar, de este modo, un accidente. El montaje de la piscina suele ser bastante rápido, ya que no se necesitan demasiadas herramientas y se puede tener listo en menos de media hora. 

¿Qué tamaño elegir?

Existen muchos tamaños de piscinas hinchables: pequeñas, medianas y grandes; y de formas distintas. La elección del tamaño dependerá de la ubicación disponible y de tus gustos personales: si quieres que sea grande para poder nadar o si simplemente quieres un espacio en el que darse un chapuzón. También deberás tener en cuenta, como hemos dicho antes, la profundidad y la edad de los niños. Si son pequeñitos, lo más aconsejable es que el agua les llege a las rodillas o a las caderas. 

Peligros de las piscinas hinchables

Cuando hablamos de niños y agua, siempre existen riesgos y, aunque no lo parezca, las piscinas hinchables esconden sus peligros, ya que los niños pueden ahogarse en ellas en cuestión de minutos. Por esta razón, resulta básico tener en cuenta algunas medidas de seguridad. Entre ellas, la más importante, es vigilar a los niños en todo momento mientras se toman un baño. La supervisión debe ser constante, ya que un simple descuido de unos instantes, como mirar el teléfono o ir a buscar una cosa, puede desencadenar en una tragedia. 

Otras medidas de seguridad implican evitar que los niños tengan acceso a la piscina sin la presencia de un adulto, proteger a los niños cuando están en el agua con manguitos o flotadores y preservar el acceso a la piscina debidamente, por ejemplo, con una cubierta de seguridad. También resulta esencial estar preparada para responder en caso de emergencia, para socorrer debidamente al niño

( Te interesa: Piscinas y niños: consejos de seguridad  )




Te puede interesar

Piscinas hinchables: ¿qué criterios deben cumplir? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)