Mi bebé y yo

Psicomotricidad infantil: ¿qué es exactamente?

( 2 votos) load

La psicomotricidad o psicología del movimiento es muy beneficiosa para la estimulación y el desarrollo físico y cognitivo del niño. Te explicamos en qué consiste exactamente, qué tipos de psicomotricidad existen y cómo benefician a tu hijo. 

La psicomotricidad se define como la psicología del movimiento, hecho que pone de manifiesto que el cuerpo está conectado con la mente y que, por lo tanto, las acciones que realizamos van acompañadas de un pensamiento. La psicomotricidad se debe tener especialmente en cuenta durante los primeros seis años del niño. A lo largo de este período, el pequeño tiene una gran plasticidad del cerebro, ya que es cuando se forjan las conexiones neuronales. La psicomotricidad, a través del movimiento del cuerpo, permite estimular estas conexiones para que se generen en mayor cantidad. Por este motivo, resulta tan importante que los niños se muevan y practiquen actividades de psicomotricidad, especialmente durante sus primeros años.

La psicomotricidad tiene en cuenta el aspecto social, intelectual, motor y afectivo del niño. A través de los ejercicios de psicomotricidad, tales como saltar, correr o jugar a pelota, los pequeños adquieren conciencia de su propio cuerpo a la vez que aprenden conceptos sobre su entorno: arriba y abajo, delante y detrás, izquierda y derecha, etc. Todo ello beneficia el desarrollo físico y cognitivo de los niños, a la vez que potencia su estimulación

Tipos de psicomotricidad

Existen tres tipos distintos de psicomotricidad:

  1. Psicomotricidad educativa. Dirigida a niños de uno a seis años. Permite a los niños explorar y conocer su entorno, expresar sus emociones, experimentar con el movimiento y fortalecer su autoestima. En resumen, potencia tres aspectos del desarrollo infantil: a nivel motor, el movimiento; a nivel cognitivo, la creatividad y la concentración; y a nivel afectivo, la socialización.
  2. Psicomotricidad reeducativa. Dirigida a niños de más de tres años con dificultades en el movimiento. Este tipo de psicomotricidad permite ayudar a niños con problemas de motricidad gruesa, tales como coordinación de movimientos, o problemas de motricidad fina, como los movimientos de precisión. También se utiliza para ayudar a niños con dificultades a nivel emocional o social (hiperactividad, problemas de sociabilidad, etc).
  3. Psicomotricidad terapéutica. Dirigida a niños que necesitan una atención especial e individualizada: parálisis cerebral, autismo, Síndrome de Down, etc.

Beneficios de la psicomotricidad

La psicomotricidad tiene muchos beneficios para los niños.

- A nivel motor. El niño toma conciencia de su propio cuerpo y adquiere un esquema de él. Además, gracias a la psicomotricidad, el niño aprende a dominar el movimiento corporal, lo que le permite tener un control de su cuerpo: coordinación, equilibrio, etc.

- A nivel cognitivo. La psicomotricidad facilita el aprendizaje infantil y mejora la memoria y la capacidad de atención del niño. Introduce en el niño conceptos espaciales (arriba-abajo, izquierda-derecha, cerca-lejos) y le ayuda a reforzar conocimienots sobre el tamaño, forma y color de las cosas.

- A nivel socio-afectivo. La psicomotricidad sirve de canalizador, ya que el niño puede descargar tensiones y beneficarse así de un mejor equilibrio de las emociones. Además, se potencia el juego grupal, las relaciones con los compañeros y la autoestima del pequeño, permitiéndole enfrentarse a sus miedos.

(Te interesa: Desarrollo del bebé, mes a mes)

Te puede interesar

Psicomotricidad infantil: ¿qué es exactamente? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)