Mi bebé y yo

Seguridad en la cocina: electrodomésticos

( 1 voto) load

A pesar de su utilidad, los electrodomésticos y otros aparatos de cocina pueden llegar a ser muy peligrosos para el niño.

En general:

• Debes desenchufar los electrodomésticos después de utilizarlos, para evitar que se pongan en marcha de forma imprevista.

• Los pequeños electrodomésticos nunca deben dejarse enchufados junto al fregadero o a recipientes que contengan agua. El niño podría tirarlos y recibir una descarga eléctrica.

• El cable de los electrodomésticos debe ser corto o en forma de espiral. Manténlo siempre fuera de su alcance, pues el niño podría estirar del cable y tirarse encima el aparato.

He aquí algunos consejos que debes tener en cuenta a la hora de utilizar determinados electrodomésticos:

Frigorífico

• Debe estar provisto de cierres de seguridad. De lo contrario, el niño podría abrirlo y tirarse encima los alimentos conservados, o bien quedarse encerrado dentro.

• Evita los modelos que tienen el congelador en la parte de abajo, ya que el pequeño podría abrirlo y hacerse daño con el hielo.

• Asegúrate de que los objetos colocados encima del frigorífico tienen estabilidad. El hecho de abrir y cerrar continuamente la puerta podría hacerlos caer.

Batidoras

• Los cuchillos eléctricos, las picadoras y los robots de cocina deben utilizarse a distancia del niño.

• Después de su utilización, vuelve a guardar las cuchillas y los objetos cortantes en un cajón inaccesible para el niño.

Lavadora

• Son preferibles las de carga superior, para evitar que el pequeño se meta en el bombo.

• Escoge un modelo con cierre a prueba de niños.

Horno

• Es aconsejable un modelo alto y empotrado, que no pueda ser alcanzado por el pequeño.

• Cuando esté en funcionamiento, evita que el niño se acerque, ya que podría quemarse fácilmente.

• Si dejas la puerta abierta, el niño podría utilizarla como escalera, y alcanzar los fogones y los muebles altos.

Lavavajillas

• En general, están provistos de dispositivos de seguridad, que impiden al niño su apertura accidental.

• No debes dejar el detergente ni el abrillantador al alcance del pequeño, ya que podría ingerirlos fácilmente.

Te puede interesar

Seguridad en la cocina: electrodomésticos Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)