PUB - Banner skin_top OAS_AD 'Top3'

login

¡Entra en la comunidad!

PUB - Banner OAS AD 'Top' Debajo de logo

Google search

 

El sentido del gusto

1 1 1 1 1 3(6 Votos)
FacebookTwitterPinterest

0 Comentarios Comentar

Cómo y cuándo se desarrolla el sentido del gusto y cómo educar al pequeño en la experimentación de los sabores.

Desde la más tierna edad, los sentidosdesarrollan una función importantísima: no sólo ayudan al pequeño a conocerse a sí mismo, sino también el mundo que le rodea.

El viaje del niño a través del mundo del gustocomienza durante el período de la gestación. Las papilas gustativas de los niños se forman alrededor de la octava semana de embarazo y ya funcionan antes del tercer trimestre de gestación. En esta etapa, los niños empiezan a percibir, reconocer y después familiarizarse (a través del líquido amniótico) con los diferentes sabores que encontrará después de nacer.

Durante el primer año de vida, el sabor preferido de los niños es el dulce, en parte porque la lechees el alimentocon el que viven esta primera experiencia sensorial.

Con el inicio del destete, muchas cosas cambian. De repente, el sabor de la lechese sustituye por el más sabroso y cremoso de la papilla, que introduce gradualmente una enorme variedad de alimentos y pone en marcha la auténtica aventura en el mundo de los sabores.


Educar el sentido del gusto

Lo que hay que tener siempre presente durante el período del destete es que la introducción de nuevos alimentos para el niño se debe hacer de forma gradual. Los alimentos del niño se introducen en la alimentación del niño respetando tanto las etapas evolutivas como la voluntad del niño. Así como comprobando la presencia o la ausencia de intolerancias.

• Es posible que un alimento que no gusta al niño en un determinado período pueda resultar de su agrado más adelante.

• Hay que tener presente que los gustostambién cambian con el crecimiento, por lo que es importante que los padres hagan vivir el momento de la papilla en un clima sereno y sin forzar.

• La curiosidad de probar y aceptar alimentos desconocidos también está determinada por lo agradable del ambiente y de la atmósfera que rodea a la experimentación de un nuevo alimento.

• Naturalmente, si los niños tienen una buena relacióncon la comida desde las primeras fases del destete, este problema se presentará pocas veces. Pero si, por el contrario, los pequeños comen con menos placer, será más difícil establecer, al menos mientras no sean capaces de expresarse perfectamente, si el rechazo depende de un capricho, de un malestar físico o de una verdadera dificultad para aceptar los alimentos.

• Por esta razón, es aconsejable proponer el mismo alimento varias veces (en días distintos), quizás presentándolo de forma diferente o combinándolo con otros ingredientes, pero sin forzar al pequeño a acabar todo lo que tiene en el plato. A partir del primer año, el pequeño ya domina muchos alimentos y se muestra más preparado para aceptar novedades, platos y texturas distintas, así como para rechazar con determinación lo que no le gusta o aprecia menos.

 

Y tú ¿Qué opinas?
Comentarios
  • No se han encontrado comentarios

login movil

¡Entra en la comunidad!

PUB - Banner OAS AD 'Bottom2' Articulo Patrocinado