PUB - Banner skin_top OAS_AD 'Top3'

login

¡Entra en la comunidad!

PUB - Banner OAS AD 'Top' Debajo de logo

Google search

 

Pesadillas y terrores nocturnos: las causas

1 1 1 1 1 4(36 Votos)
FacebookTwitterPinterest

2 Comentarios Comentar

Las pesadillas y los terrores nocturnos son dos trastornos del sueño diferentes. Te explicamos qué los causa y cómo se producen.

Todas las personas sueñan de 4 a 5 veces cada noche. Algunos de estos sueños son hermosos; sin embargo, otros son horribles y nos producen miedo.

Los terrores nocturnos y las pesadillas también suelen estar vinculados a angustias relacionadas con la fase evolutiva por la que está pasando el pequeño, por ejemplo, miedos ante la separación de los padres, temores relativos al colegio, etc. 

Las pesadillas y los terrores nocturnos son, normalmente, problemas pasajeros, que tienden a desaparecer por sí solos, a medida que el niño se va haciendo más mayorcito.

Las pesadillas

Las pesadillas son sueños que causan miedo y espanto. Expresan la angustia que siente el niño ante un hecho concreto ocurrido durante el día.

Las pesadillas son frecuentes en niños de 2 a 4 años, ya que, a esta edad, todavía no saben distinguir bien entre lo que es realidad y ficción.

Una de las causas de las pesadillas suelen ser los espectáculos o películas violentas que el niño ve a través de la televisión.

Se producen en la fase REM del sueño (mitad o final de la noche) y pueden durar más de diez minutos.

Cuando el niño sufre pesadillas, se despierta aterrado y llora hasta que sus padres consiguen calmarlo. Al día siguiente, el pequeño es capaz de recordar el contenido del sueño.

Los terrores nocturnos

Los terrores nocturnos son menos frecuentes que las pesadillas. Se definen como episodios de miedo muy intenso que no están relacionados con un suceso determinado ni con el contenido del sueño.

Los terrores afectan a los pequeños durante las primeras horas del sueño (fase no REM) y suelen durar de 5 a 15 minutos.

Son frecuentes en los niños de entre 1 a 8 años, aunque, en ocasiones, pueden producirse cuando son más mayores.

Además, los terrores nocturnos pueden desencadenarse por otros factores, como fiebre, falta de sueño y medicamentos que actúen sobre el sistema nervioso central.

A menudo, el niño afectado por el terror no es consciente, tiene los ojos abiertos de par en par y mira al vacío, pero no se despierta aunque le llamen.

Después de la crisis, el niño se duerme plácidamente, como si nada hubiera ocurrido. Al día siguiente, no recuerda absolutamente nada.

Y tú ¿Qué opinas?
Comentarios (2)
  • Invitado - invitado

    ase como un mes mi hijo de 4 año esta sufriendo de pesadilla me desespera y no se que aser a veces me asusta su suñõ por que el abla cuenta lo que el esta pasando en ese momento pero no se despierta que ago

  • Invitado - invitado

    hola escribo esto porque verdaderamente estoy angustiada , os comento , mi bebe es una nena tiene 7 mese para 8 pero a partir de los 5 meses cortos empesaron estos sucesos ¿puede ser pq mi pareja y yo vivimos kada uno cn nuestros padres o por peleas nuestras o el cambio de kasa en kasa? ¿q debo hacer?

login movil

¡Entra en la comunidad!

PUB - Banner OAS AD 'Bottom2' Articulo Patrocinado