Mi hija tiene 22 meses y no quiere masticar los alimentos ni las frutas. Es un martirio que estoy cada rato que le insisto y, de verdad, no sé qué hacer.

Respuesta de Carmen Pont

Si tu hija es remolona en la mesa, la paciencia y la imaginación son fundamentales para conseguir que se abra a nuevos alimentos.
Varía las preparaciones, así conseguirás estimular los sentidos de vista, olfato y gusto  importantísimos para provocar la apetencia de los alimentos. Prueba a decorar sus platos con dibujos divertidos, por ejemplo dibujando con la comida ojos, nariz y boca en los platos.
Empieza por alimentos blandos y córtalos a trozos muy pequeños. Ofrécele la fruta siempre madura y si hace falta al principio aplástala un poco. Valora  sus pequeños avances, y cuando puedas, comed  juntas en la mesa. A los pequeños les encanta imitar a los mayores y comportarse como ellos. Si ve que tú comes lo mismo es más fácil que se anime a probarlo! Déjale que coja la cuchara, y si quiere comer sola, respeta sus deseos. Ya verás como con paciencia, tranquilidad e ingenio, conseguirás  que la hora de la comida deje de ser un problema!

 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Niños

Últimas consultas en Niños

Te puede interesar