Mi bebé y yo

Depresión posparto: los consejos de la matrona

( 1 voto) load

Los trastornos del estado de ánimo en el posparto comportan repercusiones en la salud de la mamá y en las relaciones conyugales y familiares, pero, sobre todo, dificultan la relación madre-hijo. La matrona te da algunos consejos para superarlo.

La depresión posparto leve o Maternity/Baby Blues es un síndrome leve, transitorio, que afecta, aproximadamente, al 50-80% de las madres. Se presenta alrededor de los 2-4 días después del parto y desaparece sin secuelas, de forma espontánea, en un plazo de dos semanas. La depresión posparto tiene una mínima implicación sobre la actividad habitual de la madre y se ha considerado como un proceso mental psicológico de adaptación a la nueva situaciónLos síntomas más frecuentes de la depresión posparto son: tristeza, brotes de llanto o lágrima fácil, fatiga, pena o sentimientos de pérdida, impaciencia, ansiedad y nerviosismo, estrés y tensión, dificultad para concentrarse, insomnio, debilidad emocional, cansancio excesivo, cefaleas, cambios de humor, cambios del apetito, sentimientos de minusvalía y descuido personal.

La detección precoz durante el embarazo de las paciente en riesgo es la mejor manera de evitar la aparición de este trastorno. Para ello, la matrona debe advertir del riesgo de depresión posparto y de las consecuencias de no tratarla. Entre los diversos instrumentos utilizados para la detección de la depresión posparto destaca, por su amplia utilización y múltiples validaciones, la "Escala de Depresión Posnatal de Edimburgo".

Cómo puede tratarse
El trastorno denominado Maternity Blues no siempre requiere un tratamiento especializado. No obstante, debería vigilarse la posibilidad de que estos síntomas persistan o aumenten de intensidad y deriven en un trastorno mayor. A menudo, el hecho de intregrarse a un grupo de apoyo de nuevas madres o hablar con otras madres puede ser de gran ayuda. La psicoprofilaxis obstétrica engloba un diverso número de prácticas educativas de tipo teórico y práctico que se aplican a las mujeres gestantes a partir del sexto mes de embarazo. El objetivo es abordar el parto sin temor y sin dolor, mediante un adecuado conocimiento delembarazo, del parto y del puerperio. La mujer recibe información sobre la psicología de la gestante y de la pareja, y se le entrena con ejercicios prácticos (respiración, relajación abdominal y perineal y pujos) y de tipo psicológico (autocontrol, reducción de la ansiedad y habilidades en situaciones ansiógenas, y habilidades sociales en ámbitos hospitalarios).

La matrona te puede ayudar 
El posparto supone la aparición de múltiples e importantes cambios en la vida de la mujer (involución de las modificaciones anatomofisiológicas que se producen durante el embarazo y el parto, establecimiento de la secreción láctea, reajuste psicológico de la madre, inicio de la relación paterno-filial, etc.) que requieren un rápido proceso de adaptación. Si esto no se consigue, la salud psíquica y física de la madre puede verse alterada durante meses. La matrona puede contribuir con sus cuidados sistematizados a disminuir la probabilidad de padecer trastornos psíquicos en la nueva madre.

matrona-mayo12

Mª Cristina Villena Vergara y Ana Belén García Bravo.
Matronas del SESCAM. Hospital General de Villarrobledo y Hospital Universitario de Albacete.

  

Te puede interesar

Depresión posparto: los consejos de la matrona Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)