Síguenos
Mi bebé y yo

Fajas posparto: ¿es mejor utilizarlas o no?

( 1 voto) load

Cuando la mamá da a luz al bebé, la barriga pierde tono y está mucho más voluminosa, como es normal. Por esta razón, muchas mujeres se interesan por el uso de fajas posparto. Pero ¿es bueno usar una faja de contención? Te lo explicamos.

Después del parto, la tripa de la mamá suele tener más volumen que antes del embarazo. Esa situación puede durar más o menos tiempo en función de cada caso. Los músculos del abdomen se han sometido a una dura prueba durante nueve meses, y es normal que necesiten un tiempo y algo de trabajo para volver a estar como antes. Algunas mamás recientes se sienten más cómodas utilizando fajas posparto, porque se notan más "contenidas" y, de esta manera, pueden disimular la tripita. Pero ¿es recomendable usar fajas durante el posparto? ¿Contribuyen a remodelar la figura de la mamá o bien obstaculizan el proceso de recuperación? 

¿Qué opinan los médicos?

Los médicos tienen puntos de vista diferentes respecto al uso de las fajas posparto, ya que no hay una opinión consensuada sobre su uso. De hecho, tal y como indican diferentes estudios, los músculos y órganos del organismo alterados durante el embarazo son capaces de recolocarse sin necesidad de ejercer una presión externa mediante una faja. Algunos expertos, incluso, alertan de que el uso de fajas posparto puede provocar que los músculos del organismo pierdan fuerza al no tener que hacer ellos por sí solos el esfuerzo de recolocarse. Así pues, algunos profesionales recomiendan no utilizar fajas posparto. Otros médicos, en cambio, afirman que no hay ningún problema en utilizar fajas posparto, ya que disminuyen los dolores y dan estabilidad a la espalda. Según estos profesionales, se puede empezar a utilizar desde el día siguiente al parto, aumentando el tiempo de utilización de forma progresiva. 

Si el parto ha sido por cesárea, también hay opiniones contrarias: algunos expertos afirman que el uso de la faja posparto después de una cesárea va bien para la cicatrización de la herida y para reducir la inflamación, y otros, en cambio, aseguran que no se pueden utilizar fajas posparto hasta que no haya cicatrizado la incisión. Sea como sea, lo aconsejable es consultar con el médico sobre el uso de la faja posparto, ya que cada cuerpo, embarazo y parto son distintos.  

Ventajas e inconvenientes

1. Ventajas del uso de la faja posparto:

· Corrección de la postura y estabilidad de la espalda.

· Disminución de la sensación de vacío del abdomen. 

· Facilitan la movilidad de la madre durante los primeros días después de haber dado a luz.

· Disminución de los dolores derivados del parto.

· Permiten que la mamá se sienta más atractiva al disimular la figura debajo de la ropa.

 

2. Inconvenientes del uso de la faja posparto:

· Debilitación muscular derivada del hecho de que los músculos de la zona abdominal no se acostumbren a trabajar solos.

· La faja por sí sola no estiliza la figura, sino que es necesario realizar ejercicio físico para volver a estar como antes.

..........


¿Qué opinas del uso de las fajas posparto? ¿Las has utilizado? ¿Piensas hacerlo? Por favor, deja tu comentario al final de este artículo y comparte tu opinión con otras mamás en el Salvamamás.

 

Te interesa: Síntomas del parto ). 

Te interesa: La depresión posparto ). 

( Te interesa: Todo sobre los bebés ).



big Img
Foto 1 de

|

¿Qué es?
La faja es el "corsé" moderno. Es una prenda íntima realizada con tejido elástico, que tiene la función de afinar la silueta de la mujer. Muchas mamás utilizan fajas posparto, pero, ¿es verdaderamente útil? Cuando la mamá la lleva puesta, tiene la sensación de dejar de tener barriga, pero sólo es un efecto temporal. Además, al ser una prenda constrictiva, la faja no ayuda a los músculos abdominales a recuperar el tono, cosa que se produce simplemente llevando a cabo actividades diarias habituales. Coger al niño en brazos, llevarle de paseo, etc. Excepto en casos particulares, no es aconsejable llevarla puesta, dado que obstaculiza este proceso espontáneo.

|

¿Cuándo sí?
En algunos casos, la faja posparto puede tener una función de apoyo. Por ejemplo, cuando la mujer sufre sobrepeso y dolor de espalda, la faja puede evitar que la lordosis lumbar empeore y provoque un dolor excesivo. Pero también en estas situaciones, la faja no tiene una función estética, sino que sólo representa una ayuda temporal. No obstante, es útil en el caso de que la mamá tenga un día especialmente cansado.

|

Contraindicaciones
¿Las fajas posparto pueden tener contraindicaciones? Sí, según algunos estudios, pueden comportar un mayor riesgo de prolapso uterino e incontinencia urinaria, en la etapa de la menopausia. La presión intraabdominal empuja los órganos hacia abajo (hacia el suelo pélvico), y las consecuencias pueden apreciarse años después.

|

Ejercicio físico
¿Cómo reducir el tamaño de la barriga, entonces? A través de ejercicios específicos que tonifiquen los músculos abdominales, que se podrán iniciar una vez transcurridos 40 días desde el parto. La cuarentena es el período fisiológico de "reorganización" del organismo necesario. Un buen ejercicio consiste en ponerse boca arriba, con las piernas flexionadas y los pies en el suelo. A continuación, se debe elevar el busto y llevar el codo derecho hacia la rodilla izquierda (a la vez que se eleva la rodilla izquierda), de manera que se crucen a la altura del abdomen. Después, se lleva el codo izquierdo hacia la rodilla derecha.

|

Gimnasia moderada
¿Cómo debe ser la actividad física en esta etapa? No existe una regla válida para todas. Las mamás que realizaban alguna actividad física en el embarazo tendrán una mayor resistencia que las que no hacían ejercicio. Por tanto, la mujer debe sentir hasta dónde puede llegar, sin exagerar. Los ejercicios caseros va bien siempre y cuando se sea consciente del propio cuerpo y se tenga presente cuándo llega el momento de parar. De lo contrario, es mejor que tener como guía a un profesional, al menos al principio.

|

¿Qué ejercicios practicar?
Unos 40 días después del parto es preciso trabajar abdominales y suelo pélvico. Los ejercicios que tonifican los primeros abdominales, normalmente, también trabajan los segundos. A continuación, se puede escoger entre diferentes deportes: natación, pilates, yoga, etc. Por último, pero no menos importante, dar el pecho al bebé también puede ayudar a recuperar la forma.

Te puede interesar

Faja postparto, ¿contraproducente tras el parto y la cesárea? Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (3)

Es mi segundo bb y he usado las fajas luego de dar a luz y en mi caso por varias razones menos dolor pelvic más seguridad en las actividades diarias, me reduce la figura que mantendré a futuro. No me falla la figura se va pienso mejor que antes del embarazo
Yo no me he puesto la faja postparto porque me han hecho cesárea y no me sentía cómoda. Ahora me pregunto si quiero darle pecho a mi hijo hasta que pueda, es conveniente hacer ejercicio y que tipo de ejercicio se podrá hacer sin que interfiera en la lactancia?
Nada de fajas, esta prenda lo único que hace es esclavizar a la reciente mamá, que bastantes obligaciones tiene ya. Yo recomiendo actividad física diaria suave y moderada y paciencia, que todo volverá a ser como antes pero mucho mas gratificante con la llegada de un nuevo miembro a la familia. [url="http://www.cucubebe.com"]Cucúbebé Moda Infantil[/url].