Síguenos
Mi bebé y yo

Recupera la línea con tu bebé

( 2 votos) load

Te proponemos unos sencillos ejercicios que te ayudarán a recuperar el tono perdido durante el embarazo y mantenerte en forma mientras juegas con tu hijo.

​​​​​Transcurridas seis u ocho semanas después del parto, la mamá ya puede empezar a practicar ejercicio de forma moderada. La gimnasia es muy beneficiosa para la reciente mamá, ya que le ayuda a ponerse de nuevo en forma y a perder los kilos ganados durante el embarazo. Además, sentirse bien consigo misma le ayudará a afrontar mejor el nuevo ritmo de vida que supone el hecho de tener un hijo

Sin embargo, todos sabemos que las mamás tienen poco tiempo para dedicarse a sí mismas. Los bebés necesitan muchos cuidados y atenciones, y los días pasan volando, entre tomas, cambios de pañal, baños y paseos. 

Entonces, ¿por qué no aprovechar la presencia del bebé para volver a recuperar la forma después del parto​? Es muy fácil. Existen diferentes ejercicios para tonificar las diferentes partes del cuerpo, y que se pueden realizar con el niño en brazos o mientras juegas con él. Tu hijo se divertirá un montón y tú podrás recuperar la línea más rápidamente. ​



big Img
Foto 1 de

|

SENTADILLAS

Ejecución
Ponte de pie sobre la colchoneta, con las piernas separadas y dejando entre un pie y el otro una distancia equivalente a la anchura de los hombros. Los pies deben mirar hacia fuera. Contrae los abdominales, de forma que hagas presión sobre la columna, y flexiona las rodillas lentamente. Baja todo lo que puedas, sin inclinar la espalda hacia delante. Mientras inspiras, recupera poco a poco la posición inicial. Repite el ejercicio diez veces.

¿Me muevo correctamente?
Si tus rodillas no están alineadas con los tobillos, estás arqueando la espalda.

|

EXTENSIÓN DE LA COLUMNA HACIA DELANTE

Ejecución
Siéntate con la espalda recta, y las piernas estiradas y separadas. Extiende los brazos hacia delante, a la altura de los hombros. Mientras inspiras, contrae los músculos del suelo pélvico y los glúteos. A continuación, impulsa el estómago hacia atrás e intenta elevar la cintura, como si quisieses separarla de la pelvis. Baja la barbilla, contrae los abdominales e inclínate hacia delante, acercándote a tu hijo. Vuelve a inspirar e incorpórate hasta recuperar la posición inicial. Por último, suelta el aire y relájate. Repite de tres a cinco veces.

¿Me muevo correctamente?
Si sientes alivio en la tensión de la columna vertebral, indica que lo estás haciendo bien.

|

LA BOLA

Ejecución
Siéntate con las rodillas flexionadas y situadas muy cerca del cuerpo, para poder cogerte los tobillos con las manos. Eleva los pies del suelo y busca el equilibrio contrayendo el abdomen, como empujando hacia la espalda. Imagina que llevas puestos unos vaqueros demasiado ajustados. Relaja el cuello, flexionándolo hacia delante y apoyando la barbilla en el pecho. Desde esta posición, rueda suavemente hacia atrás, hasta que la parte inferior de los omóplatos quede bien apoyada en la colchoneta. Vuelve a contraer los abdominales y recupera la posición inicial.

¿Me muevo correctamente?
Si llegas a apoyar la cabeza, o el giro se produce con el impulso de las piernas (que deben permanecer inmóviles), significa que lo estás haciendo mal.

|

FLEXIÓN DE BRAZOS CON ELEVACIÓN DE PIERNA

Ejecución
Colócate boca abajo y eleva el cuerpo de la colchoneta, impulsándote con las manos y los pies. La espalda debe estar recta, las manos deben situarse debajo de los hombros y las piernas, extendidas. Para adoptar la posición correcta, debes contraer los músculos abdominales y los glúteos. Inspira mientras elevas la pierna derecha de la colchoneta unos centímetros, manteniéndola estirada. A continuación, vuelve a apoyar la pierna en el suelo, mientras espiras. Repite el ejercicio con la pierna izquierda. Realiza de cinco a diez series.

¿Me muevo correctamente?
Si tu cuerpo, incluida la cabeza, no está en línea recta, estás realizando el ejercicio de forma incorrecta.

|

EL CIEN

Ejecución
Tiéndete boca arriba, con la cabeza apoyada sobre la colchoneta, las rodillas flexionadas, los pies apoyados en el suelo, ligeramente separados, los brazos extendidos a lo largo del cuerpo y las palmas de las manos apoyadas en el suelo. Eleva la cabeza hacia delante estirando el cuello y, al mismo tiempo, levanta ambos brazos del suelo unos 10 centímetros. Manteniendo la cabeza hacia delante y los brazos extendidos, contrae los abdominales. Desde esta posición, bate los brazos repetidamente hacia arriba y hacia abajo, como si estuvieses botando una pelota. Cuenta hasta cinco mientras inspiras, y otros cinco más mientras espiras. Completa un total de diez series de inspiraciones/espiraciones, para obtener un resultado final de 100 movimientos de brazos.

¿Me muevo correctamente?
La columna vertebral debe estar perfectamente apoyada en el suelo. Si quedan espacios, significa que no estás contrayendo los músculos abdominales de forma suficiente.

|

LA COBRA

Ejecución
Túmbate boca abajo con la barbilla apoyada en la colchoneta y las manos en el suelo, a la altura de los hombros. Debes mantener los codos pegados al cuerpo. Impulsando los omóplatos hacia el cóccix, contrae los abdominales y los glúteos. Mientras inspiras, empieza a elevar la cabeza y el busto del suelo. Cuando espires, empieza a bajar. Los codos siempre deben permanecer pegados al cuerpo. Repite de tres a cinco veces.

¿Me muevo correctamente?
Estás realizando el ejercicio de forma incorrecta si dejas caer la cabeza hacia atrás. Mantén el cuello erguido en todo momento, con la barbilla hacia delante y la mirada dirigida al frente.

Te puede interesar

Recupera la línea con tu bebé Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)