Síguenos
Mi bebé y yo

Cesárea: cómo recuperarse rápidamente

( 46 votos) load

¿Te han practicado una cesárea? Si es así, el posoperatorio de la cesárea suele ser bastante duro, sobre todo en las primeras semanas. Para afrontar mejor este período, te ofrecemos nuestros consejos sobre la cicatrización, las molestias, la lactancia, etc.

​Siempre es mejor que el bebé nazca por parto natural. Sin embargo, son muchas las cesáreas que se practican hoy en día. En la mayoría de los casos, el tamaño o la mala colocación del bebé son algunas de las causas que obligan a realizar la intervención.

¿Cómo se practica? La cesárea es una operación que consiste en hacer una incisión en la pared del útero para sacar al bebé. Puede ser programada o bien decidirse en el último momento, con el fin de garantizar el bienestar tanto de la mamá como del bebé.

Como toda operación, la cesárea también requiere de un posoperatorio y el suyo, además, resulta bastante difícil y complicado. El cansancio después de dar a luz, la molestia de los puntos, el hecho de tener que dar el pecho al bebé... Todo aparece en el mismo momento.

Por eso, es muy importante que tengas en cuenta algunas cosas. Te damos algunas recomendaciones sobre lo que debes saber para no encontrarte con sorpresas inesperadas en las horas y las semanas posteriores a la cesárea.

 


big Img
Foto 1 de

|

¿Cansada y desorientada? ¡No te preocupes!
Una vez finalizada la intervención y de vuelta a la habitación del hospital, serás asistida durante unas horas, justo el tiempo que tu organismo necesita para recuperar su eficacia y funcionalidad completamente. Te deberán alimentar e hidratar por vía endovenosa hasta que puedas tomar tu primera comida sólida, que será la cena. Además, te pondrán una sonda que te permitirá vaciar la vejiga con regularidad, hasta que el pipí sea abundante y su color sea normal.
En algunos hospitales, el anestesista todavía deja puesto el catéter de la epidural durante un período de tiempo de entre 24 y 48 horas después de la intervención, con el fin de controlar la administración del analgésico también en esta fase. Lo mismo ocurre cuando la cesárea ha sido complicada (con hemorragias o complicaciones) y existe la posibilidad de que el cirujano tenga que realizar una intervención suplementaria. Por último, en algunos casos, puede aplicarse un drenaje en la herida, para drenar las posibles pérdidas de sangre. 

|

Alivio inmediato del dolor y el malestar
Hoy en día, se suele administrar a las mamá un tratamiento analgésico desde el momento en que entra en la habitación, antes de que pueda advertir la más mínima señal de malestar. Normalmente, la administración del tratamiento se efectúa durante los primeros cuatro días después del parto. De todos modos, es aconsejable avisar al personal en caso de malestar (por ejemplo, náuseas). 

|

Se puede dar el pecho desde el principio
Nada impide que la mamá se ponga al bebé al pecho desde el primer momento. Lo que cuenta es que ambos, mamá y bebé, estén cómodos. La mamá se puede tumbar de lado y pedir ayuda al personal, que colocará al bebé con la boca a la altura del pecho. Asimismo, la mamá puede sentirse más cómoda boca arriba, con el niño colocado debajo de la axila y con la cabecita encima del pecho. Durante la toma, es completamente normal sentir algunas contracciones: son los denominados “entuertos”, que, poco a poco, devuelven el útero a su tamaño habitual. 

|

Prevenir el riesgo de una flebitis
En algunos hospitales, a las mamás que han dado a luz por cesárea se les prescribe un tratamiento anticoagulante, para prevenir el riesgo de flebitis (formación de un trombo en una vena de las extremidades inferiores). La administración del medicamento se realiza mediante inyección y se prolonga durante unos días.

|

Reactivar el funcionamiento del intestino
Por efecto de la anestesia, de algunos procedimientos requeridos por la propia intervención y de la inmovilidad parcial en los días posteriores a la cesárea, es normal que se produzca una ralentización de la función intestinal. La suma de estos factores lleva, la mayoría de las veces, a una acumulación de gases y al estreñimiento. Para favorecer la reactivación de la peristalsis (movimientos intestinales), es preciso que, desde el primer día, la mamá tenga la oportunidad de tomar una bebida y de comer un par de galletas. Si esta medida no es suficiente, se puede tratar de masajear el vientre en el sentido de las agujas del reloj, inspirado durante bastante tiempo y empujando para expulsar los gases del abdomen. No hay que tener miedo a que estas maniobras puedan abrir la herida. Dar unos pasos también puede poner el intestino en movimiento. En unos días, todo volverá a la normalidad.

|

Primeros pasos con la matrona
En las primeras 24 horas, es preciso permanecer echada sobre la espalda, con el fin de favorecer la circulación y la cicatrización. Si bien esta inmovilidad forzada puede parecer frustrante, siempre es bueno atenerse a los consejos del personal sanitario. Después, en 24-48 horas, será posible empezar a levantarse, por supuesto, con la ayuda de la matrona: hay que ponerse de lado, flexionar las piernas y sentarse, apoyándose sobre los brazos. Una vez sentada, la mamá tendrá que poner los pies bien pegados al suelo y, con la ayuda de otra persona, podrá levantarse, dirigiendo la mirada hacia delante.

Te puede interesar

Cesárea: cómo recuperarse rápidamente Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (9)

Invitado - GemitaRG
Mi niña nació el 25 de Febrero, parto programado porque estaba de 42 semanas y sin síntomas...Tras trece horas intentando dar a luz perdí el efecto de la epidural, la pequeña se queda sin pulso en ocasiones debido a la oxitocina y al final se descolocó y hubo que hacer una cesárea de urgencia, a persar de que deseaba parto natural tras tantas horas de dolor suplicaba por la cesárea...Y cuando parecía que todo había terminado...una tremenda hemorragia casi deja a mi niña huérfana de madre, mi útero no contraía así que tuvieron que meterme de nuevo al quirófano con taquicardia, casi desangrada y al final perdí la consciencia antes de que me pusieran la anestesia...yo no fuí consciente de nada hasta el día siguiente a las 7:30 de la mañana que me desperté. No sabía que había ocurrido...horas despues (aunque algún comentario me hizo sospechar) la cirujana me contó que habían tenido que hacerme una histerectomía (me extirparon el útero) para salvarme la vida...Tras dos días en la UCI y 8 transfusiones de sangre por fin pude tener a mi pequeña en brazos! Lo más duro no poder ver a mi hija, era muy extraño, luego la recuperación y posteriormente asimiliar todo lo que había pasado y asumir muy a mi pesar que no tendré más hijos, yo deseaba tener tres pero tras muchos días de llanto se llega a superar se contemplan otras posibilidades, quizá en un futuro la adopción me de lo que mi cuerpo no puede y un niño que lo necesita encuentre una familia que lo quiera, pero aún es pronto... Os cuento esto porque aunque no es frecuente es la complicación más habitual tras la cesárea y quiero animar a todas aquellas mujeres que han pasado por ello, se supera, mucho ánimo, sobre todo a las que como yo les ha ocurrido con el primero, puesto que es más duro aún que si ya tienes otro hijo. Mucho ánimo y todo tiene un por qué, en algún sitio hay un niño predestinado a acabar en nuestros brazos a pesar de que hayan sido otros cuerpos quien lo hayan engendrado...
Invitado - invitado
Yo diría que mas que un comentario sería contar mi experiencia y la experiencia de mi bebé. Mi embarazo fue de mediano riesgo porque en el 1er trimestre tuve amenaza de aborto y un aborto natural anteriormente; entonces tuve demasiado cuidado y llegué bien al final de mi embarazo, todo iba bien hasta que el médico se dió cuenta que tendría que hacerme la cesárea debido a que no estaba dilatando lo suficiente y yo me empecé a dar cuenta de que mi bebé ya no se movía constantemente, así que me intervinieron y nació mi pequeño hijo, alcanzó a tomar un poco de meconio, mas no fue de gravedad, obviamente se llevaron a mi bebé a los cuneros para su recuperación y a mi a terapia intermedia, en donde mi único pensamiento erea en saber que estaba bien mi hijo, pasaron las horas y me subieron a piso, en donde no me dejaban ver a mi bebé, nadie me decía nada y yo sin mas ni mas muy temprano me metí a bañar (con todo y cateter, suero y demás), me cambié como pude y jalando mi suero y mi bolsa de la pipi, salí al pasillo a buscar información... obivio no me dijeron nada, al cabo de 2 días me entregaron a mi bebé y pude darle pecho por primera vez y fui muy feliz. Al llegar a casa con mi bebé en brazos y yo en completa salud, solo pensé en cuidarlo de cualquier cosa, eso incluía limpiar la casa y el patio donde está mi perro (que no se había limpiado debido a que yo me encontraba en el hospital), así que puse manos a la hobra y limpié la casa hasta el último rincón, solo me fajé bien (con tela que se llama cabeza de indio) y tomé mis medicamentos como se me ordenó y seguí adelante. Para ser honesta la preocupación por no saber nada de mi hijo en el hospital y por hacer otras actividades la verdad jamás recordé en sentir dolor o malestar y la verdad yo siento que mi recuperación fue mas rápida al igual que mi cicatrización. Quizá son los estragos de saberse sola y que una debe ser autosuficiente lo que no me permitió decaerme ni un solo instante de ello hace un poco mas de 6 meses que es la edad que tiene mi pequeño ángelito, que solo por él cada día que pasa sale la super mamá que llevo dentro. Así que la cesárea, solo fue un paso para que mi ángel y yo estuviésemos juntos a Dios gracias. Gracias por leerme
Invitado - marmic
Hace dos meses y medio nació mi Diego Alejandro...por cesárea cuando todo estaba previsto para parto natural....fue una gran desilusión sin embargo al escucharlo llorar y tenerlo pegado a mi se me olvido todo descontento....a mi no me dolió nada, ni antes ni después y la cicatriz ya casi ni se nota... al principio mi bebé no quería el pecho y tuve que alimentarlo con formula pero a los días tomó el pecho y hoy no quiere soltarlo... está tan hermoso...
Invitado - invitado
Xq después de una cesária ,te duele mucho la cabeza,la espalda,y tenes mucho mareo?
Invitado - invitado
hola, Mi experiencia fue que yo iba de parto natural, pero la nena se atascó, era demasiado cabezona, y hubo que hacer cesárea de emergencia. Fue una recuperación lenta pues tuve que recuperarme de las dos partes. Excelente equipo médico, enfermeras y nursery de la clínica Sagrada Familia de Barcelona. Fue una experiéncia única y mi bebé salió fuerte y sana y sin ninguna otra complicación.
VER MÁS COMENTARIOS