Mi bebé y yo

Ponerse en forma después del parto

( 1 voto) load

Aunque no puedas apuntarte al gimnasio, después del parto, puedes dedicar algunos momentos a recuperar el tono muscular, oxigenar los tejidos y ayudar a tu espalda. Hazlo así para no equivocarte.

Cuando el bebé ya ha nacido y ya no hay más dolores o puntos de sutura para impedirlo, es hora de que la nueva mamá vuelva a dedicarse con empeño a su aspecto físico. Incluso si el cansancio dificulta cualquier tipo de actividad, reserva algo de tu tiempo para el deporte. Puedes hacer algunos ejercicios sencillos en casa, pero, si tienes la posibilidad, opta por un gimnasio: separarte de tu bebé durante una horita beneficiará, sin duda, a tu bienestar y tu equilibrio, y no provocará ningún tipo de trauma a tu bebé. He aquí algunos consejos para mantenerte en forma, sea cual sea el tipo de disciplina que decidas practicar:

- Sé constante en tu entrenamiento: el ejercicio continuado y moderado asegura beneficios duraderos y no somete al aparato cardiovascular a esfuerzos excesivos.

- Haz deporte al menos un par de veces a la semana, durante aproximadamente una hora.

- Si puedes, entrénate por la mañana, temprano, cuando tu físico está más receptivo y el cansancio del día todavía no se nota.

- Después de comer, espera al menos un par de horas antes de empezar los ejercicios.

- Ponte ropa cómoda y elige un ambiente en el que la temperatura no sea demasiado elevada.

- Si durante el entrenamiento te sientes cansada o tienes la sensación de que no deberías hacerlo, para y descansa.

- No esperes demasiado de tu físico: en las semanas sucesivas al parto, el organismo retoma poco a poco su ritmo habitual.

- Recuerda que, después del parto, el objetivo de la actividad física no debe ser entrenarse como un atleta profesional: haz deporte con el objetivo de ayudar a la musculatura a recuperar su tono, oxigenar los tejidos, mejorar la circulación, ayudar a la espalda a recuperar la postura correcta y, por último, pero no por ello menos importante, mantener tu bienestar psicológico.

- Si vas al gimnasio, pide a tu entrenador que te aconseje los ejercicios adecuados para tonificar los músculos abdominales y los pélvicos, que se han visto sometidos al “estrés” de los meses de embarazo y el parto.

- Nunca renuncies al estiramiento, antes y después del entrenamiento. Realiza los ejercicios lentamente y con cuidado para alargar la musculatura y relajar las articulaciones.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Ponerse en forma después del parto Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Hola, mi bebe tiene 16 meses y sta con los malestares del resfrio, se le infkamo las amigdalas y ya son como 10 dias ke no sta comiendo bien, se le podra dar alguna vitamina ke le devuelva el apetito, ....