Mi bebé y yo

Sexo después del parto: posturas y ejercicios útiles

( 23 votos) load

Volver a disfrutar del sexo después del parto es fácil si se toman algunas precauciones. Hay ejercicios que ayudan a la recuperación física. elegir con cuidado las posturas puede ser muy beneficioso.

Cuando se reanudan las relaciones sexuales completas después del parto, es aconsejable recurrir a posturas que permitan controlar el ritmo y la profundidad de la penetración. De este modo se atenúan las molestias y se evita el miedo a sentir dolor durante el sexo.

La mujer está recuperada, pero la vagina puede estar aún sensible, tras la reciente maternidad.

Las mejores posturas para después del parto son:

•  Tendidos de costado. La pareja puede colocarse el uno frente al otro; o el hombre se puede colocar detrás de la mujer. La penetración no será profunda y los movimientos serán suaves, debido a la propia postura.

•  La mujer a horcajadas sobre su pareja. Se trata de la postura del misionero tradicional, pero con ella encima. Esto permite a la mujer controlar el ritmo y la profundidad de la penetración, evitando así miedos y molestias.

Esta postura puede variarse y el hombre puede sentarse también, con la mujer sentada encima.

Además, ambas posturas son ideales para evitar que la mujer soporte el peso de su pareja y sufra la comprensión de los senos.

Ejercicios para después del parto muy útiles

Para retomar el sexo tras el parto en las mejores condiciones, existen ejercicios que ayudan a recuperar el tono y lasensibilidad de lazona genital. Es aconsejable realizarlos cada día y se pueden hacer incluso después de una cesárea, cuando la herida esté bien cicatrizada.

• Tumbada sobre la cama con las rodillas flexionadas, ligeramente separadas, y con la cabeza apoyada en una almohada, contrae los músculos y después elévalos. Espira, metiendo hacia dentro los músculos abdominales y apretando la espalda contra el colchón.

• Cuenta hasta cinco e inspira lentamente mientras vuelves a la posición de partida. Al principio, repite el ejercicio cinco veces y, en los días posteriores, aumenta de forma gradual el tiempo de contracción abdominal descrita anteriormente.

• En la misma posición, contrae los músculos del ano durante diez segundos y después relájalos. A continuación, contrae los músculos de lavagina (como si sujetases un tampón que se está saliendo), mantén la contracción durante diez segundos y después relájalos.

• Repite el ejercicio diez veces, alternando las contracciones con las pausas de relajación.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Sexo después del parto: posturas y ejercicios útiles Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)