Mi bebé y yo

¿Cómo se hace el masaje perineal?

( 2 votos) load

Si el masaje perineal se practica durante el embarazo, puede ayudar a disminuir el número de episiotomías y de desgarros en el parto. Veamos cómo realizarlo de la mano de una matrona experta.   

El parto es considerado por la mayoría de las mujeres una fuente de estrés y de dolor. A esto, se suma el miedo a las episiotomías y a los traumas perineales, lo que hace que vivan esta experiencia como algo desagradable. Desgraciadamente, las ventajas de tener un periné elástico y con buen tono muscular, que posibilite la salida de la cabeza del bebé provocando el menor daño posible, son poco conocidas. El masaje perineal durante el embarazo aumenta la flexibilidad de dichos tejidos y disminuye la resistencia muscular, provocando un aumento de la distensión del periné durante el parto. Además, ayuda a reconocer la sensación de presión (que va a repetirse en el expulsivo), para poder poner en marcha la relajación durante este período. 

¿Cómo se realiza? 
Para el masaje, es necesario disponer de aceite vegetal (rosa mosqueta, almendras dulces, oliva, etc.) y un espejo, con el fin de ayudar a visualizar e identificar la zona. Los pasos que se deben seguir son los siguientes: 

• Lávate las manos y córtate las uñas, para que no se dañen los tejidos al masajear. 

• Aplícate abundante aceite vegetal en los dedos y en la vagina. 

• Si el masaje te lo realizas tú misma, adopta una postura cómoda mediante la cual visualices la zona con el espejo (en cuclillas, apoyada en la pared, etc). 

• Introduce los pulgares en la vagina unos 3-4 cm, y deslízalos hacia los lados durante 3-4 minutos, sin llegar al meato urinario, para no provocar infecciones de orina

• A continuación, ejerce una ligera presión desde la horquilla perineal hacia el ano, y hacia los lados de la vagina. Puedes ir aumentando la apertura lateral a medida que las molestias disminuyan. 

• Es recomendable comenzar el masaje a partir de la semana 34 de gestación, con una frecuencia de 1-2 veces por semana. 

• Si el masaje lo realiza tu pareja, en lugar de los pulgares, debe usar los dedos índice y corazón. 

¿En qué casos está contraindicado? 
Son pocos los casos en los que el masaje perineal no se puede realizar: por ejemplo, si la embarazada sufre de infecciones vaginales de repetición o activas, tiene lesiones vaginales, presenta placenta previa, amenaza de parto prematuro, rotura prematura de membranas y/o tiene programada una cesárea.

matrona-diciembre12


Inés Mª Serrano Parralejo.

 

Te puede interesar

Cómo hacer el masaje perineal: consejos de la matrona Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)