Síguenos
Mi bebé y yo

El ambiente ideal durante el parto

( 1 voto) load

La llegada del bebé debe tener lugar en un ambiente íntimo, pacífico y tranquilo. El sitio donde dar a luz, el estado de la mamá, el apoyo de la matrona…Veamos qué aspectos son claves para el parto ideal.

Cuando se acerca el momento de dar a luz, se activan las hormonas del cuerpo que ayudan a la futura mamá y a su hijo a estar preparados para el parto. En particular, resulta crucial el papel de la oxitocina, una hormona que ayuda a provocar las contracciones, a facilitar la expulsión del feto y, después del nacimiento, a promover el apego entre la madre y su hijo. Además, garantiza el flujo de leche y calostro para un correcto amamantamiento.

Aparte de la oxitocina, el cuerpo de la mujer segrega los opioides endógenos, unos potentes analgésicos que hacen más llevadero el dolor de las contracciones. Sin embargo, para una adecuada activación de estos mecanismos, es necesario que se den unas condiciones especiales: la mamá debe sentirse a gusto en un lugar seguro. Si el ambiente no es propicio, puede provocar que se generen las hormonas del estrés, lo que interferiría en el correcto desarrollo del trabajo que implica el parto. Veamos cuáles son los aspectos a tener en cuenta para conseguir el ambiente ideal durante el parto. 



big Img
Foto 1 de

|

La sala de partos
¿Cuál es el entorno adecuado para dar a luz? La sala de partos debe ser un lugar agradable, ni muy pequeña ni muy grande, y con las herramientas médicas que se utilizan durante el parto ocultas de la vista de la futura mamá. Si la mujer no se siente a gusto, entra en estado de alerta y produce adrenalina, una hormona que inhibe la secreción de oxitocina.  Por ello, es tan importante que el ambiente sea acogedor. La luz de la habitación debe ser tenue para permitir al cuerpo secretar la melatonina, que entra en el torrente sanguíneo cuando vamos a dormir y, por lo tanto, ayuda a reducir la actividad cerebral y a relajarse. 

|

La asistencia adecuada
Para asegurar la concentración de la mamá durante el parto, resulta fundamental que solamente esté con ella su pareja (o una persona de confianza) y la matrona, su figura de referencia. Es importante que la mamá confíe en la matrona y que ésta la tranquilice y ayude si lo necesita. Lo ideal es que la matrona que ha seguido todo el proceso del embarazo sea la misma persona que esté presente durante el parto. Si no puede ser así, debido a la organización de turnos de trabajo, la matrona deberá dejar a la futura mamá en manos de otra matrona de confianza y tranquilizarla diciéndole que la deja en buenas manos. 

|

Es mejor el lenguaje no verbal
La pareja o la persona de confianza que acompaña a la mamá durante el parto debe tener presente que resulta más efectivo el lenguaje no verbal que el verbal para tranquilizarla. El tacto, los masajes, los mimos... Son fundamentales para transmitir confort y bienestar a la mujer. Y si debes hablar, lo aconsejable es utilizar un tono bajo y alentar a la mamá con expresiones simples y sugerentes. 

|

Actuación durante el parto
El proceso más delicado de todos es cuando llega el momento de dar a luz. Cuando la futura mamá llega al hospital, tras tener las primeras contracciones, empieza el caos: se le hacen preguntas, se la separa de su pareja, el ambiente del hospital puede generarle estrés…En este sentido, es importante que el equipo médico sea consciente de lo importante que es transmitir serenidad y confort. Por su parte, la futura mamá debe confiar en el equipo e intentar mantenerse lo más relajada posible. En caso de necesitar analgesia epidural, los médicos se la administrarán. Por otro lado, si el equipo médico cree conveniente llevar a cabo una cesárea, se lo comunicarán a la mujer. Actuarán siempre pensando en su seguridad y la del bebé. 

|

Con el bebé a tu lado
Tras dar a luz, las hormonas continúan jugando un papel importante en el estado de la mamá. Inmediatamente después del parto, si la madre tiene a su bebé en brazos y no se distrae con otros estímulos externos, segrega un poderoso torrente de oxitocina que propicia una fuerte unión entre ella y el bebé. Por ello, resulta tan importante que la mamá y el bebé estén juntos; que no se les separe. Aparte del bienestar para ambos, ello reduce el riesgo de depresión posparto y promueve la lactancia materna. Al nacer, el bebé está "listo" para buscar el pecho y recibir las primeras gotas de calostro. La prolactina, la hormona de la maternidad, asegura la producción de leche inicial. Lo importante es que la atmósfera alrededor de la mujer sigue generando un ambiente relajado y protegido.

Te puede interesar

Ambiente ideal durante el parto Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)