Mi bebé y yo

Too posh to push: el miedo de las mamás inglesas al parto

( 0 votos) load

En Inglaterra, está prevista la intervención de un psicólogo para ayudar a aquellas madres que optan por la cesárea por miedo al dolor y a las consecuencias físicas del parto natural.

Las madres que ya han dado a luz están familiarizadas con todas las etapas del embarazo y del parto, saben bien que tenacidad y fuerza son rasgos de carácter muy importantes en una mujer para afrontar estos momentos. Muchas futuras mamás buscan a través de Internet, libros y revistas, información y consejos de quienes ya han pasado por esta experiencia y las conclusiones suelen ser casi siempre las mismas: en el parto natural, hay alegrías y hay dolores.

Últimamente, entre muchas mujeres embarazadas está creciendo el temor de dar a luz con todo lo que conlleva, a menudo debido a las historias que escuchan, exageradas tribulaciones que convierten el momento del parto en una pesadilla. Por estos relatos son capaces de perder la serenidad y convencerse de que el parto es una laceración o que la epidural no funciona.

Los británicos han llamado a este temor: el Too posh to push, literalmente, "demasiado fina para empujar", aunque no tiene nada que ver con el origen social, sino con el temor a las consecuencias físicas de la experiencia. El fenómeno es preocupante, pues cada día más inglesas se decantan por la cesárea de manera poco justificada debido a temores infundados.

En Inglaterra, el porcentaje de cesáreas supone un 23% del total de nacimientos. Se trata de una cifra alarmante que ha impulsado al Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica a tomar medidas.  Ahora, hay siempre a disposición de las nuevas madres un psicólogo especializado que las ayuda a superar miedos y a entender que, en ausencia de complicaciones, la cesárea no es en absoluto una opción mejor que el parto natural.

Además de suponer un alto coste, la cesárea implica ciertos riesgos a menudo subestimados. Las mayoría de mujeres no sabe que, a pesar de que se lleva a cabo bajo los efectos de la anestesia, parcial o total, durante los días siguientes pueden surgir problemas.

Ante el crecimiento generalizado de los partos por cesárea en el mundo occidental, la Organización Mundial de la Salud ha optado por advertir al personal médico con la elaboración de una serie pautas importantes al respecto. Elizabeth Duff, consultora de National Childbirth Trust, ha explicado la naturaleza de esta iniciativa que se centra en el apoyo psicológico a las madres: "El parto natural es definitivamente más seguro para la madre y el bebé. Pero, en caso de que se decida recurrir a la cesárea, el asesoramiento de un experto, como un psicólogo o psiquiatra, puede ayudar a las mujeres a superar sus miedos, dándoles el apoyo que necesitan y haciendo de esta experiencia un acontecimiento positivo”. En resumen, se hace todo lo posible para aliviar el dolor del parto no sólo con la epidural, sino también con los recursos naturales. De esta manera, se recomienda, siempre que las condiciones lo permitan, el parto natural  y fisiológico como mejor opción, y se deja al doctor la responsabilidad de optar por la cesárea cuando ésta es recomendable para la salud de la mamá y del bebé. ¿También tienes un poco de miedo? Cuéntanos qué te preocupa.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Too posh to push: el miedo de las mamás inglesas al parto Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)