Mi bebé y yo

Alivia el dolor del parto con la voz

( 1 voto) load

Cada vez que emitimos sonidos, en nuestro organismo, aumentan las endorfinas, también llamadas hormonas del placer. En este mecanismo, se basa el entrenamiento psicofonético para el parto. Veamos de qué se trata.

Una barrera natural

Usar la voz durante el trabajo del parto significa poner en marcha un mecanismo que podríamos definir de “dispersión del dolor”. En el momento en que la mujer emite sonidos que implican las caderas, las vibraciones de la voz se sobreponen a la sensación de dolor. Las informaciones sobre los estímulos vibratorios (que viajan a través de los nervios recubiertas de una sustancia especial, la mielina) llegan más rápidamente al cerebro que los estímulos del dolor y, en cierto sentido, les entorpecen el camino, los disipan y hace que lleguen de forma mucho más leve.

Un canto interior

La voz usada durante el trabajo del parto no es la misma que se emite cuando hablamos o cantamos. Normalmente, la energía vocal se propaga hacia el exterior y sube hacia arriba. En cambio, la voz de una mujer que da a luz va hacia dentro y es empujada hacia abajo. En esos momentos, se pueden tener los ojos abiertos o cerrados, y ayudarse con imágenes mentales. Por ejemplo, la mamá puede imaginarse que está cantando para su bebé, haciéndolo vibrar dulcemente y llenando el “teatro” que existe en su interior con su voz.

Sonidos que ayudan

Cantando, la respiración (que es otro elemento fundamental de la percepción del dolor, ya que el sufrimiento nos hace retenerla o acelerarla) se regulariza; mientras tanto, el sonido reiterado tiene un efecto hipnótico. No importa si no sabes cantar, cosa que preocupa a algunas mujeres. Lo importante es la tonalidad y los sonidos emitidos. Normalmente, se vocaliza de forma simple; los sonidos más redondos, como la A y la O, son los que más ayudan. La U, en cambio, aunque es un sonido grave y adecuado para la vibración de las caderas, no se suele utilizar.

Un conducto que se abre

Existe una simetría energética y funcional entre boca y vagina: si se cierra la boca, también la apertura perianal se restringe; si se abre la boca, se facilita la salida del bebé y la fase de dilatación. Las mamás que han probado esta experiencia cuentan que, efectivamente, han tenido la sensación de “acompañar a su bebé con la voz”, una sensación que ha contribuido a aparcar un poco el dolor.

INFORMACIÓN PATROCINADA

Te puede interesar

Alivia el dolor del parto con la voz Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
REGÍSTRATE GRATIS
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)