Mi bebé y yo

Dar a luz con música

( 28 votos) load

Retener los gritos, manteniendo el autocontrol, durante el parto, puede ser contraproducente, ya que el excesivo control no permite a los músculos relajarse como es debido.


Durante el trabajo de parto, mantener un excesivo autocontrol puede resultar perjudicial para ayudar a los músculos a relajarse. Sin embargo, dejarse llevar por los chillidos y los gritos desesperados, tampoco parece la solución adecuada: gran parte de la energía útil se dispersará en movimientos equivocados que entumecen los músculos más útiles en el parto. Entonces, ¿qué hacer? La solución es muy fácil: ¡cantar! Un correcto uso de la voz ayuda a la mamá a concentrarse mejor, a distraerse de la angustia que viene unida al parto e, incluso, a posibilitar la salida del niño.


Escuchar
música durante el parto
¿Por qué es importante que la música esté presente en la sala de partos? Una pieza musical actúa a nivel físicoaumentando la producción de endorfinas, que disminuyen el dolor, y a nivel psicológico y emocional, ayudando a la mamá a relajarse y dar un ritmo al fatigoso trabajo de la expulsión. Escuchar una pieza que dé energía y emociones positivas ayuda a la mamá a marcar mejor el ritmo del momento que está viviendo, y a recuperar la energía entre una contracción y otra.
Pero, también el pequeño puede obtener grandes beneficios. Sabemos que el bebé comienza a percibir el sonido desde el quinto mes.
Escuchar música, por lo tanto, es una forma de comunicación con el feto que, en el momento del parto, le ayuda a venir al mundo de manera más dulce y tranquila. Reconocer el sonido de una música escuchada en la barriga puede inducir al neonato a sentirse más seguro y menos extraño en el mundo que se prepara a conocer.

La elección de la pieza, sin embargo, es importante. Es mejor evitar géneros pesadoscomo el rock o el "hard rock". Lo ideal es optar por una pieza de música clásica o "new age", o cualquier otro género dulce y relajante.


Música en el parto: El
uso de la voz
Escuchar música ayuda a la futura mamá a relajarse, pero, a la llegada de las contracciones, es de gran importancia ayudarse con un uso correcto de la voz.

Para superar el dolor, muchas mujeres tienden a reprimir los gritos o a abandonarse a ellos, provocando, en ambos casos, el efecto contrario al deseado. En cambio, un uso de la voz y de los músculos del diafragma bien impostado, ayudan a la parturienta a superar con menos dificultad los momentos más críticos del parto.

La mamá canaliza su concentración más en el esfuerzo que en el dolor, y los músculos se liberan de la tensión que sufren durante el doloroso y delicado momento del parto.

La gestante aprende a controlar la postura, la respiración y los músculos genitales, preparándose para la fase expulsiva. Esta técnica, experimentada por primera vez en 1998, permite a la mamá establecer una relación aún más estrecha con el pequeño, que se sentirá más tranquilo con la voz de la mamá.

No se trata, sin embargo, de una invitación a desgañitarse, sino, más bien, de un método eficaz para aprender a controlar la voz y los músculos que la dominan, buscando dentro de una misma una propia melodía.

Es un modo de dar rienda suelta a la propia creatividad, para alcanzar un estado de relax a través de sonidos absolutamente personales.

No es sólo un método que reduce el dolor del parto y disminuye el miedo, sino, también, una ocasión única para instaurar un vínculo diferente y especial con el niño.

Es importante no hacerlo de cualquier manera. Utilizar esta interesante técnica de modo equivocado, concentrando la voz en la garganta en lugar del diafragma, o dejarse llevar por actuaciones exageradas hasta desgañitarse, puede ser contraproducente y hacer más difícil el parto.

Por ello, es fundamental confiar en un experto y seguir los cursos adecuados de capacidad musicológica, para dejarse conducir por el fascinante mundo de la voz.

Te puede interesar

Dar a luz con música: conoce esta técnica Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (0)