Mi bebé y yo

Ventosa: ahora es de silicona

( 0 votos) load

La ventosa es un instrumento que puede utilizarse en el parto y que se utiliza en el 3% de los mismos, en caso de sufrimiento fetal o si la mamá no tiene más energías. Ahora, es de silicona. ¿Cuáles son sus ventajas?

La ventosa es un instrumento que se utiliza en los partos asistidos para sacar el feto. El primer médico en usar la palabra “ventosa” para nominar este artilugio fue el francés Yves Couzigou, durante una presentación para la sociedad médica de París en 1947. Después, pasó a llamarse “Malmström” por el nombre del médico sueco que la perfeccionó en los primeros años 50. Hoy en día, la ventosa tradicional con campana metálica ha sido sustituida por una nueva con campana en silicona: un dispositivo innovador llamado “Kiwi Omnicup”, resultado de la investigación de un médico italiano residente en Australia, llamado Aldo Vacca.

La principales ventajas de la campana Kiwi son dos. En primer lugar, es mucho más rápida: para llevar a cabo la operación es suficiente con dos minutos, en lugar de los siete u ocho de antes. Además, la campana tradicional deja una marca temporal en la nuca del recién nacido que con la Kiwi es mucho más pequeña.

¿Qué es lo que hace que la nueva ventosa sea mucho más rápida? Para extraer el feto es necesario que la campana se adhiera a la cabeza del bebé: para que esto ocurra, es necesario crear un vacío. Con la campana metálica el aire se aspiraba a través de un tubo de goma y una bomba: esta operación podía durar hasta 10 minutos. El nuevo material, es decir, la silicona en lugar del metal, hace que la adherencia sea más fácil y rápida, anulando el tiempo que antes servía para crear el vacío. Ésta es una ventaja muy importante, sobre todo para el bebé, porque en caso de sufrimiento fetal hay que reducir al mínimo la duración de la fase de expulsión.

Para la mamá, las cosas han cambiado sobre todo desde que se usa la ventosa en lugar del fórceps, potencialmente más traumático para los tejidos maternos. Claramente, la rapidez del parto es una ventaja también para la mamá.

Cuándo se utiliza

Los médicos deciden si recurrir a la ventosa para la extracción del bebé en dos casos: si hay sufrimiento fetal – y es necesario reducir al máximo el tiempo de expulsión para evitar posibles daños al bebé – o si la mamá no tiene más energías y es necesario ayudarla para que se lleve a cabo el parto. De todas formas, es una práctica bastante infrecuente, que sólo cubre el 3% de los partos.

Te puede interesar

Ventosa: ahora es de silicona Y tú ¿Qué opinas?

Tienes que estar registrada para escribir un comentario o votar. Puedes registrarte aquí o si ya tienes una cuenta, puedes acceder a ella.
ACCEDE A TU CUENTA
Recuérdame
Entrar
Entrar
ÚNETE A LA COMUNIDAD DE MI BEBÉ Y YO
REGÍSTRATE GRATIS
¿Por qué registrarme?

Comentarios (1)

Hola, yo tuve a mi niña el 31/01/15 y con ventosa. Estaba muy cansada porque una semana antes me resfrie y dormí y comí poco. Me provocaron el parto y pedí epidural, entre el cansancio y la epidural no me notaba las contracciones y no empujaba bastante. Todo fue muy bien y la marca de la ventosa se fue al poco tiempo. Mi niña está preciosa y yo estoy estupenda y no me dolió, al menos el expulsivo.