Hola, soy la madre de Mateo, un bebé de 5 meses, con una salud excelente. Estaba considerando la posibilidad de inscribirlo a un curso de actividades acuáticas en una piscina privada de una entidad sin ánimo de lucro de la ciudad en la que vivo. Vario amigos que asistieron y que quedaron entusiasmados me recomendaron este curso y a mí me gusta la idea de llevar a mi hijo al agua y hacer actividades juntos me atrae mucho: me encanta el agua y al parecer a mi hijo también. Me informé y la temperatura del agua de la piscina es de 33°C y esterilizan el agua no sólo con el clásico cloro, sino también con un sistema de desinfección con lámparas UV; las actividades están dirigidas por personal cualificado, junto a los padres y los bebés. Me gustaría conocer su opinión sobre apuntar a los bebés o niños pequeños en estas actividades y si considera que pueden ser útiles o si hay algún riesgo. Gracias.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

El propósito de estos cursos es el de promover un crecimiento armonioso y reforzar la relación madre-hijo (o padre-hijo), ya que el bebé es seguido y cuidado por los padres, que a su vez son guiados por el instructor. Además, con el apoyo de mamá y papá, un niño, incluso de pocos meses, consigue realizar en el agua una serie de movimientos que son muy buenos para el corazón, el sistema cardiovascular y el sistema respiratorio. No hay contraindicaciones: para apuntarlo a un curso, sólo es necesario que el pequeño pueda aguantar bien la cabecita. Si le gusta esta actividad no hay ninguna razón para que no la realice.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar