Doctor, tengo un bebé de 16 meses que estoy destetando desde que tenía 6, con mucho esfuerzo. Le aclaro que no come muy bien y que está acostumbrado a hacer comidas pequeñas. Por la mañana, leche con galletas, al mediodía la papilla, la merienda con fruta triturada y una galletita y por la noche papilla de nuevo. El problema son las dos papillas, porque tienen que ser fáciles de tragar. A duras penas he conseguido hacerle aceptar la pasta en la sopa, pero nada más. Mi marido y yo comemos con él en la mesa y le hacemos ver que comemos de todo. Además, mientras estamos en la mesa, siempre le damos algún pedacito de pan, que acepta gustosamente, pero si le damos alguna otra cosa, inevitablemente la tira. ¿Qué debo hacer? ¿Es normal que se comporte así? Lo estoy probando todo, con sonrisa, regañándolo un poco, por probar otra cosa. Pero no hay nada que hacer, la respuesta es siempre la misma. Muchas gracias por su valioso consejo. Lorena.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Lo mejor, tras controlar que el crecimiento del bebé, aunque sea poco, sea constante, es no forzar a su hijo a tragar los alimentos. Podría comer lo que hubiera en sus platos, si son alimentos saludables y preparados de forma normal. A menudo, es inútil pretender que el pequeño coma de todo: si hay alimentos predilectos, puede apostar por ellos para hacerle consumir al menos algunos alimentos sin conflicto.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar