Doctor, tengo un hijo de 21 meses. Después de Semana Santa tuvo dos días de fiebre, pero desde que se le pasó siempre está resfriado: estornudos, secreción nasal, ronquidos por la noche y de vez en cuando un estertor nasal. Cuando le apoyo el oído en el pecho o en la espalda, el ruido me parece limpio. Mi pediatra me ha dicho que le haga unos lavados nasales y le dé antihistamínico (5 gotas por la mañana y por la noche durante una semana) y cortisona durante tres días. Quisiera saber si se trata de alergia o resfriado. ¿Es necesario darle estos medicamentos? ¿No son demasiado fuertes para un niño? ¿Cómo actúan? Siento las preguntas, pero no me gusta darle muchos medicamentos. Me gustaría conocer su opinión. Gracias por su atención.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, no es mi tarea juzgar lo que hace otro pediatra. Sólo puedo decirle que, normalmente, estos medicamentos se prescriben en caso de síntomas más importantes. El antihistamínico sirve para disminuir las secreciones nasales; la cortisona tiene efecto antiinflamatorio. Es probable que su pediatra quería proporcionarle alivio inmediato a su hijo. Si sólo se usan durante poco tiempo, como en su caso, estos medicamentos no suelen causar problemas. Sin embargo, la invito a preguntar a su pediatra el porqué de esta elección para disipar sus dudas. Saludos cordiales.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar