Buenos días, quería conocer su opinión sobre el comportamiento de mi hija. Tiene 16 meses, sabe decir “mamá” y “papá” y algunas otras palabras, pero llama a todo el mundo “mamá”, incluso a los desconocidos. Esto no me preocupa mucho, pero hace unos meses que no hace más que llamarme todo el tiempo, llegando a decir “mamá” hasta 15 veces seguidas; después, para unos minutos y vuelve a empezar. Lo hace sobre todo cuando está sola con mi marido y cuando vuelvo a casa tras un día entero en el trabajo, y continúa aunque vaya a ver qué le ocurre. Cuando intentamos explicarle que no debe gritar, deja de repetirlo, pero si necesita algo y nosotros estamos ahí, vuelve a hacerlo aún más fuerte, como si se tratara de un juego. Es una niña tranquila, alegre, curiosa, pero creo que sufre por mi ausencia. Cuando jugamos, a veces me muerde. ¿Cómo hay que actuar en estos casos? Gracias.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, creo que el comportamiento de su hija es perfectamente comprensible: su mamá está fuera durante todo el día y es normal que reclame su presencia usando el único método que tiene, es decir, llamándola. Lo mejor es distraerla: cuando empiece a llamarla dedíquele tiempo jugando con ella y mimándola. Los mordiscos indican posesión, cuando ocurre debe decirle con dulzura que le hace daño. Saludos.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar