Buenas tardes, a menudo miro a mi alrededor y me doy cuenta enseguida de que mi hija es un poco diferente a los demás. Nada preocupante, dado que ahora no trabajo… Pero, ¿y después? Le explico: desde que nació, nunca se ha podido separar de mí. Apenas intento apoyarla en un cochecito, en la cama, etc., ¡llora! ¡Ya no puedo vivir! Es un bebé de casi 4 meses, actualmente le doy el pecho, prácticamente cada hora, y se duerme exclusivamente en brazos (como máximo una hora), ¡y en cuanto intento apoyarla se despierta! Lo intento todos los días, de todas las maneras. Por la noche, estoy obligada a que duerma conmigo, si no, no se duerme. Lo he intentado con camisetas con mi olor, ¡pero nada! Y si tengo que conducir, llora desesperada durante todo el trayecto. Lo he intentado con chupetes y camomila, pero nada. Con las otras personas está bien. Ahora no me preocupo… Pero, ¿y con el tiempo? Tengo miedo de caerme, o me pregunto que, si vuelvo a trabajar, ¿cómo lo haré? Espero que me pueda ayudar. Gracias de antemano.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, en su carta, usted misma ha encontrado al menos parte de la solución: confiar la pequeña a otras personas de vez en cuando, alejarse un poco, darse unos momentos de libertad, pero dejándola en manos seguras: la abuela, la hermana, una amiga, una niñera de confianza. También puede llevarla de paseo, posiblemente en el carrito, a pie, no en coche, para distraerla y no tenerla en brazos al primer llanto o grito. Por lo demás, la pequeña hace como todas las crías: quiere estar siempre cerca y en brazos de su mamá. Es usted, señora, quien debe hacerla crecer progresivamente negándose en ciertas situaciones. Además, piense que si vuelve a trabajar, tendrá que empezar este distanciamiento parcial con su bebé a la fuerza.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar