Mi hijo Juan tiene 28 meses, siempre ha dormido muy bien, también con mucho ruido. Incluso cuando hicieron obras en mi edificio mi hijo no tenía ningún problema en dormirse. Hace 3 semanas mi marido usó una taladradora en casa y Juan se despertó asustado. No nos preocupamos mucho porque se calmó enseguida. Dos días después, sin embargo, empezó  a quejarse porque no quería ir a la cama ni por la tarde ni por la noche. Llora desesperado, vomita y sólo se calma cuando le prometo que no le llevaré a la cama. La falta de sueño hace que sea irascible y en los últimos días también inapetente. Además, ya no soporta los ruidos ni siquiera cuando está despierto. ¿Qué podemos hacer para que vuelva a estar bien y a comer regularmente? Gracias.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, siento decirle que creo que se han pasado un poco con los ruidos. Han expuesto al pequeño Juan a una contaminación acústica que habría desestabilizado a cualquier niño mucho antes. El ruido de una taladradora puede ser realmente intolerable para un bebé que está dormido. Ahora, con mucha paciencia, tienen que ayudarle a volver a acostumbrarse al sueño, intentando proporcionarle el mayor silencio posible cuando esté dormido. Saludos cordiales. Manténgame informado.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar