Tengo una niña de 4 años que dentro de unos días tendrá una hermanita. Hace una semana que mi hija se niega a comer diciendo que no tiene hambre, que quiere pintar y estar tranquila. Hemos intentado por todos los medios que coma, haciendo sus platos favoritos, pero al segundo bocado hace como si vomitara. Por la mañana, bebe su taza de leche y en la guardería come y está tranquila, pero se bloquea cuando cena con nosotros. ¿De qué puede depender? ¿Pueden ser celos o miedo a la nueva situación? ¿Qué debemos hacer? ¿Insistir o pasarlo por alto? Gracias y saludos.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Como usted sugiere, hay que pasarlo por alto y pensar que la niña quiere expresar con el rechazo a la comida el miedo que le genera la nueva situación. Si en la guardería come y desayuna regularmente, evite ponerle más presión. Observe si en otros momentos, que no sean la cena, ella habla de la llegada de su hermana y qué es lo que le molesta.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar