Doctor, amamanté a mi hijo durante 18 meses. Estaba tan apegado al seno que reclamaba hasta 5 o 6 veces a la noche, condicionando el sueño de toda la familia (se despertaba llorando) y también el suyo. Así que decidí dejar la lactancia. Las primeras noches fueron difíciles tanto para él como para mí, que tenía que aceptar la separación. Pero ahora ha mejorado. Hace 2 noches que se despierta con menos frecuencia y se vuelve a dormir sin demasiadas lágrimas. El problema es que sigo produciendo leche; tengo el pecho muy duro y doloroso. Tal vez debería darle por lo menos una vez al día, para que el destete sea menos drástico ¿o lo voy a desorientar? ¿Y cómo hago con el dolor de pecho? Gracias.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Apreciada Señora, ya que ha conseguido eliminar la toma de la noche, no sería buena idea ofrecerla de nuevo al niño. Para aliviar un poco la tensión de los pechos, es suficiente exprimir manualmente unas gotas. Le aconsejo también ponerse una faja en el pecho y seguir una dieta un poco más sólida durante unos días.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar