Buenos días, doctor, soy la mamá de un bebé (una niña) de 13 meses que va a la guardería desde hace unos dos meses. Le escribo para hablarle acerca de dos problemas. Dentición: cada vez que le va a salir un dientecito, empiezan días difíciles: aparece fiebre alta y resfriado (a veces, también tos e inapetencia), y empiezan unos despertares nocturnos continuos que duran muchos días. Ahora ya no llamo ni a la pediatra. Le doy paracetamol para la fiebre (si es más alta de 39 ºC me paso al ibuprofeno), lavados nasales e intento ayudarla aireando su habitación y utilizando un humidificador nocturno. ¿Es normal que con los dientes pase siempre todo esto o puede ser una coincidencia? ¿Se puede hacer alguna cosa para evitarlo? Segundo problema, el dedo en la boca: lo usa para dormirse y para mimarse cuando está cansada. Sé que con el tiempo podría crearle problemas en los dientes. ¿Qué puedo hacer para que pierda el vicio? Muchas gracias, saludos cordiales.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, durante la dentición, es más fácil que los bebés se enfermen porque sus defensas naturales están más bajas que en otros períodos. Respecto al dedo en la boca, no se preocupe. A los tres años, si su pequeña todavía tiene este hábito, podrá pensar en qué hacer. 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar