Estimado doctor, mi hija acaba de cumplir dos años de edad y, desde hace unas semanas, siempre de forma creciente, ha manifestado manchas en la cara de naturaleza pruriginosa. Como en los últimos días las manchas han aumentado, y con ellas el prurito, me dirigí a mi pediatra, que le ha diagnosticado esta forma de dermatitis atópica. Sin embargo, no me ha dado ningún tratamiento, sosteniendo que posiblemente irán disminuyendo solas; como máximo, me ha aconsejado la aplicación de una crema a base de vitamina E. Pese a todo, continúo estando muy preocupada y me pregunto si de verdad no es necesario recurrir a algún tratamiento para aliviar las molestias y resolver el problema. ¿Usted qué piensa al respecto?

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

La dermatitis atópica tiene momentos de mayor intensidad respecto a otros en los que entra en remisión. En general, en invierno, con el frío y la sequedad, la dermatitis aumenta en intensidad. Los tratamientos para sus formas no graves son las que le ha aconsejado su pediatra. Recuerde hacer baños delicados, utilizando un jabón con pH bajo, por debajo de 5, o de base oleosa; y no deje a la pequeña mucho tiempo en el agua. Si la dermatitis causa picor, se extiende o se infecta, vuelva a la pediatra.  

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar