¡Hola! Hace un año y medio mi hija Anna padeció un campylobacter. Después de 6 meses de tratamiento antibiótico cada dos semanas, ahora está sana. Pero desde entonces, al menos dos veces a la semana, se queja de dolor en el área del ombligo y en la boca del estómago. Todo sale bien en la ecografía del abdomen y los análisis de heces; la orina está un poco ácida pero no tiene fiebre. Es una niña que tiene apetito, es activa, feliz de ir al parvulario y muchas veces, como tantos niños, se pelea con su hermano de 4 años. Pensé que podría ser una intolerancia a algún alimento, pero no consigo relacionarlo porque a veces solo al levantarse por la mañana ya se queja, otras veces lo hace a lo largo de la mañana, o después de tomar la leche con cereales o solo agua, pan y mermelada. También se queja en el cole, entonces intentan distraerla con unos juegos. Vimos a un psicólogo, pero él dice que el problema tiene otro origen. ¡Me siento impotente! ¿Qué más puedo hacer?

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Apreciada Señora, usted ya ha hecho todo lo posible para averiguar el origen del trastorno. Visto que no se ha encontrado nada en específico, podría ser una mayor sensibilidad del abdomen a cualquier evento, incluso leve. Es posible que, lo repito es solo una hipótesis, el estómago se haya quedado más vulnerable y por lo tanto más sensible a las pequeñas molestias que le pueden afectar. Es posible también que su hija tenga un nivel de resistencia al dolor muy bajo del cual puede venir esta tendencia a reaccionar de manera más amplificada. Saludos cordiales.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar