Hola doctor, necesito su consejo. Tengo una hija de un año recién cumplido, a la cual todavía amamanto, si así se le puede llamar. Quiero decir que durante el día va a la guardería, sólo pide el pecho para conciliar el sueño, el problema es que se despierta cada 2-3 horas. Me la encuentro sentada llorando desesperada, a veces ni siquiera quiere el chupete, sólo quiere que la cojan en brazos y que la mimen, y cuando la vuelvo a dejar, llora y luego finalmente se duerme. No sé qué hacer, y sobretodo no sé por qué llora. Ahora, durante las fiestas navideñas, me gustaría dejar de darle el pecho definitivamente. ¿Qué puedo hacer para que no lo pase mal? He probado otras alternativas, si le doy leche se la toma, si le doy manzanilla también, pero se despierta igualmente. Muchas gracias. Laura.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

En realidad, lo que quiere su hija es que la consuelen: la cercanía de su madre y pedir el pecho le sirve como una forma de tranquilizarse. Usted misma, estimada señora, utiliza la leche materna para calmar a su hija. La interrupción de la lactancia le servirá para no tener que ser únicamente usted quien tenga que tranquilizar a la pequeña y quien tenga que despertarse. De hecho, es evidente que si usted se levanta cada dos horas para consolarla, su hija le pedirá el pecho. En cambio, si deja la lactancia nocturna, debería resultar más fácil tranquilizarla con otros métodos: abrazos, caricias, canciones de cuna, pero evitando cogerla en brazos. Poco a poco, tendrá que hacer que su hija se acostumbre a acostarse sola en la cama: un chupete, un peluche adecuado a su edad (pequeño y que no sea peludo, para evitar el riesgo de asfixia) o una sabanita podrían ser muy útiles para este propósito.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar