Hola, soy la madre de un bebé prematuro nacido en la semana 32+6 de embarazo, que ahora tiene cuatro meses. Estuvo ingresado durante dos días, las enfermeras a menudo utilizaban la sonda, que seguí utilizando en casa durante un tiempo, por lo menos, una vez al día, aunque, de vez en cuando, lo hacía espontáneamente. Con el paso del tiempo, no mejoró y las evacuaciones eran cada vez más raras, por lo que dejé la sonda y utilicé el termómetro, que es menos invasivo. El pediatra me aconsejó una cucharadita de papilla de ciruela disuelta en 50 ml de agua para darle durante el día, pero siguió sin mejorar. Intenté hacerle masajes a menudo, casi a cada cambio de pañal. ¿Se puede hacer algo? ¿El último recurso son los fermentos lácticos? Pasamos dos días fuera y el cambio le sentó de maravilla: la hacía solo, suave y de un color amarillo, cuando la hace tras la estimulación es más verde y es más viscosa. Mi primera hija evacua con cada comida.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora. No me proporciona la información principal: ¿qué come su hijo? Si es amamantado, le aconsejo dejar pasar tres o cuatro días antes de intervenir para ayudarle a evacuar. Después de este tiempo, dele un microenema de glicerina. Esto es válido si el bebé come con regularidad, está tranquilo y no llega a tener dolor de estómago. Si toma leche artificial, hable con su pediatra para que le prescriba una leche antiestreñimiento. Estos productos suelen ser de gran ayuda.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar