Doctor, mi hijo de casi 17 meses tuvo fiebre alta desde el jueves por la mañana hasta el sábado (39-40); desde el domingo ya no tiene fiebre, pero tiene tos junto con un empeoramiento del resfriado que en realidad no le abandona casi nunca, desde que va a la guardería. Hoy tiene el curso de natación para bebés (30 minutos). ¿Puedo llevarlo a la piscina o es mejor que se lo salte? Si la fiebre hubiera sido causada por la rubéola (se me ha ocurrido porque tiene una leve reacción cutánea en el tronco que se parece a los granitos del sudor), ¿podría llevarlo a la piscina? Gracias. 

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, permítame una broma: si usted se estuviera recuperando de dos días con fiebre alta y todavía tuviera tos, un resfriado fortísimo y tal vez una enfermedad eruptiva, ¿tendría ganas de ir a la piscina? Creo que no. Del mismo modo, no es adecuado llevar a un niño. 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar