Estimado Doctor, mi hijo de 8 meses tiene dificultades para comer (pesa 6,5 kg). Sufre de reflujo desde que nació; se ha hecho una ecografía y ha resultado tener una hernia de hiato por deslizamiento de 2 cm. Todos los análisis han descartado otros problemas que puedan dificultar la alimentación. Hace un tratamiento desde que tenía dos meses, pero nunca ha mejorado. Hace un mes que la situación ha empeorado: come poco, regurgita vomita, tiene dolores durante y después de las comidas. El gastroenterólogo quiere esperar a que cumpla al menos un año antes de operarlo, mientras que el cirujano dice que si con el tratamiento no está mejorando, es inútil esperar. Cada decisión tiene sus pros y sus contras. Nos gustaría esperar antes de operarlo, pero no come y no mejora. ¿Qué me aconseja? Tiene molestias pero los análisis salen bien.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, entiendo su deseo de aplazar lo más posible la operación, pero al mismo tiempo creo que es mejor hacer caso al cirujano. Los tratamientos no han dado resultados, el niño no está bien y no crece como debería: creo que estos datos sugieren que es mejor operarlo. Saludos, si quiere manténgame informado.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar