Tengo un niño de 3 años que va a la piscina desde el mes de septiembre. Durante la noche después de las lecciones de natación tuvo fiebre a 38,8. Por la mañana tenía tos y la nariz taponada, y la pediatra me recetó antibiótico por aerosol, un fármaco que ya había tomado anteriormente. Una vez ya le había dado el aerosol y una aspirina para la fiebre, mi hijo se durmió y se despertó tras 4 horas, con el estómago totalmente vacío y con una hinchazón bajo la oreja izquierda que le provocaba dolor y “granitos” sin prurito en las piernas. Se le fue tras una hora y luego reapareció en otras partes del cuerpo. La pediatra, visitándolo, le diagnosticó urticaria… y no consiguió darme una explicación a la hinchazón. Lo tratamos con betametasona y antibiótico. Me surgen algunas preguntas: pese haber sido vacunado, ¿es posible que fueran paperas? ¿Podría haber alguna relación entre la hinchazón y la urticaria? Gracias de antemano por su atención. Saludos cordiales.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, es posible que la hinchazón fuera un ganglio linfático inflamado y que, por lo tanto, estuviera causada por la infección viral desarrollada por el pequeño. Aun así, también podría ser un edema (no he comprendido bien la zona en la que le salió) ligado a la urticaria, ya que a veces, a los clásicos granitos rojizos se puede asociar una hinchazón de los tejidos blandos. Aun así, si el niño no manifiesta síntomas particulares, puede estar tranquila: desaparecerá espontáneamente dentro de 2 o 3 semanas. Si volviera a tener fiebre (u otros síntomas), le aconsejaría que contactara de nuevo a su pediatra. Saludos cordiales.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar