Hola. Soy la madre de una niña de casi 4 años. Desde que empezó la guardería, siempre está enferma: primero un resfriado, luego tos y catarro. En octubre, después de varios episodios recurrentes de fiebre, le pedimos al pediatra que realizara un exudado faríngeo, porque tenía siempre dolor de garganta. Resultó positivo y tomó durante unos días Augmentine porque tenía placas de pus en la garganta. Después de esto, teníamos la esperanza de haberlo solucionado, pero entonces empezó lo peor: casi cada semana la niña tenía durante dos días mucha fiebre (39,5 ºC) y tos seca. Tras varias visitas al pediatra, decidí llevarla a urgencias. La ingresaron durante una semana y tras varias pruebas resultó que tenía una infección por micoplasma. Ahora está en casa y sigue un tratamiento a base de Klacid. Me gustaría saber más sobre el micoplasma. Además ¿podría tener una recaída? ¿Qué precauciones debemos tomar? Gracias. Sara.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

El micoplasma es un microbio generalmente responsable de la neumonía atípica, llamada así porque se produce sin los signos y los síntomas de infección clásicos. De hecho, a menudo, el niño tiene fiebre no demasiado alta, asociada con trastornos del sistema respiratorio, como tos genérica y resfriado y, sobre todo, tiende a no curarse y a arrastrar los síntomas durante un largo tiempo, incluso después del uso de antibióticos. Las radiografías torácicas proporcionan imágenes que muestran la alteración de los bronquios más que de los pulmones. Sin embargon existen alteraciones en la sangre que nos permiten hacer el diagnóstico; la sospecha de estar delante de una forma infecciosa debido al micoplasma aparece cuando no hay una respuesta positiva después de administrar los antibióticos habituales que el pediatra prescribe como primera opción.

Las recaídas son teóricamente posibles porque este microbio no determina una inmunidad de larga duración. Sin embargo, si el tratamiento con macrólidos (como los que le prescribieron a su hija) es regular, no hay recaídas a corto plazo. Las precauciones son: evitar una actividad física excesiva durante la convalecencia, porque el pulmón tarda más en curarse que el aparente bienestar del niño.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar