Estimado Doctor, soy una madre poco atenta y el viernes pasado creo que metí la pata: tenía la pila llena de hormigas y usé un limpiacristales para eliminarlas. Sin embargo, había unos vasos de plástico de mis hijos, que después lavé en el lavavajillas. El día después, mi hijo no quiso beber de su vaso y yo, probando su agua, me di cuenta de que sabía a limpiacristales y que todavía tenía un olor muy fuerte. Ahora tengo mil dudas que no me dejan dormir por la noche, por ejemplo, ¿es posible que no haya puesto ese vaso en el lavavajillas? ¿Podría haber quedado mucha sustancia tóxica? ¿Cuánta podría haber tomado mi niño? Llamé el centro de control de envenenamiento, pero tras explicarles el problema me dijeron que no podían atenderme, sin darme más explicaciones.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, la invito a tranquilizarse: por un lado, si los médicos del centro no le han atendido es porque no hay ningún problema; por otro lado, si el niño hubiera realmente ingerido una sustancia tóxica, ya habría tenido consecuencias evidentes. No es el caso de tener remordimientos, estas cosas pueden ocurrirles incuso a las mejores mamás del mundo. Saludos.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar