Estimado doctor. Quería pedirle algunos consejos para mi hija de 18 meses, que, bajo ningún concepto, quiere dormir en la camita: ya hace cinco meses que lo intento, pero nada. El ritual de ir a dormir es siempre el mismo: a las 19:00, papilla; a las 20:00, cambio de pañal y pijama; a las 20:30/21:00, le canto una nana mientras la tengo en brazos y, como mucho un cuarto de hora después, está dormida como un angelito: si la pongo en la cuna, duerme hasta las 9:00 de la mañana, pero, si la pongo en la camita, se despierta continuamente hasta la exasperación, así que la ponemos en la cuna porque mi marido y yo estamos cansados. ¿Por qué hace esto? Me encantaría que se acostumbrara a la camita: ya no cabe en la cuna y la necesitamos para el hermanito que nacerá en unos meses. Gracias. Un saludo.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Probablemente la cuna, con sus barandillas y su pequeño tamaño, es un espacio acogedor para ella, seguro y tranquilo. La camita, en cambio, es una novedad, donde la niña se siente extraña y donde no tiene puntos de referencia. Trate de ponerla en una esquina de la camita, con los pies tocando la parte inferior, o viceversa, con la cabeza tocando la parte superior, y, luego, envuélvala con la sábana para que esté contenta: tal vez así, se acostumbre a la novedad.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar