Hola, tengo un bebé de 14 meses cumplidos. Cuando cumplió 10, volví a trabajar, dejándolo en casa de mi madre durante todo el día. Es un niño muy alegre, juega con todos y va paseando por casa dejándome hacer las tareas domésticas sin grandes problemas. Sin embargo, hace una semana que no quiere dormir en su cuna. Tras el primer sueño, que aproximadamente va desde las 21 a las 2 horas, se despierta, le doy pecho, se queda dormido casi inmediatamente y, cuando intento acunarle de nuevo, se despierta llorando. He intentado tenerlo en nuestra cama, pero el resultado no cambia. Además, durante el día se coge a mis piernas para que lo coja y, si me resisto a cogerlo, se sienta en el suelo y empieza a llorar. No sé qué pensar. ¿Podría ayudarme? Gracias. Mónica.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Para expresar una opinión al respeto, necesito más información: ¿el niño manifestó en torno a los 7-9 meses crisis de ansiedad por separación? ¿Le está saliendo algún diente? ¿Recientemente ha sucedido algo que haya alterado su forma de vida o la de su abuela? En cualquier caso, creo que lo mejor que puede hacer es satisfacer su necesidad de madre, cogiéndole en sus brazos cuando lo pida y mostrando amor, atención y cuidados. Normalmente, estos períodos difíciles suelen pasar rápido, siempre que se consiga tranquilizar al niño mostrándole el amor que sentimos por él. 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar