Estimado doctor, mi hijo tiene cinco años y en marzo tuvo una operación de adenoides. Creíamos haber resuelto todos nuestros problemas (fiebres frecuentes hasta los 41 ºC, otitis, falta de apetito, etc.). Pero con la vuelta al colegio empezó a tener una tos persistente que no le deja ni siquiera dormir, correr o comer. Por la noche, los ataques son muy violentos, aunque duerma sentado por problemas de reflujo gastroesofágico. Como no tiene fiebre, la pediatra sólo le ha prescrito un jarabe, pero no tiene ningún efecto. ¿Qué nos recomienda? ¿Es posible que no exista ningún tratamiento para que haga una vida normal? Gracias por su ayuda. Manuela.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Si la tos persiste durante mucho tiempo, es necesario que vuelvan a hablar con su pediatra. A veces, la tos persistente puede esconder una patología respiratoria asmática; otras veces, podría tratarse de rinosinusitis. Aunque le hayan quitado las adenoides, hay que evaluar la posibilidad de que el niño tenga una de estas patologías. Si quiere, vuelva a escribirme.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar