Nuestra niña de 28 meses no quiere comer en la mesa con nosotros. Empieza a gritar y a patalear, diciendo que quiere ir a jugar y ver la televisión. Tratamos con buenas maneras de hablar con ella y explicarle que es bueno comer juntos, pero sólo se sienta cuando hay comida "poco saludable" (patatas fritas, helados). Se niega si hay cualquier otra cosa. No sé si tiene algo que ver la llegada del hermanito (6 meses) o que hace mucho calor (y tiene mucho menos apetito). ¿Qué podemos hacer? ¿Debemos ser más severos? Muchas gracias.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, en primer lugar, ha escrito dos mensajes casi idénticos en los que sólo cambia la edad de la niña: supongo que la edad correcta es la que indica aquí. Creo que el comportamiento de su pequeña se debe a los celos de su hermano. Mi consejo es no hacer caso a sus pataletas y dejar que las haga, que se levante de la mesa cuando todos están sentados: simplemente debe entender que, si quiere comer, se debe sentar con ustedes. Sobre las comidas: deben evitar las patatas fritas y los helados están bien para merendar, pero no para comer. Se necesita mucha determinación para hacerle entender que, si quiere comer, debe sentarse en la mesa, pero al mismo tiempo. También se necesita mucha paciencia para que, al ver su indiferencia cuando se rebela a la idea de estar en la mesa, acabe sentándose con ustedes por su propia y libre elección. Saludos cordiales.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar