Hola. Soy la madre de un niño de casi cinco meses, en perfecto estado de salud y lleno de alegría. Actualmente, vivo en un país extranjero y ayer mi marido llevó el niño al pediatra para que le pusieran las vacunas. El pediatra se asustó mucho e inmediatamente concertó una cita con un neurólogo porque mi bebé, de cinco meses, todavía no se gira sobre sí mismo cuando está estirado (pero boca abajo, levanta bien la cabeza y puede quedarse incluso diez minutos así), y cuando se le presentan objetos no los toma de inmediato. Me parece excesivo recurrir de inmediato a un neurólogo y tengo la impresión de que este pediatra insistió en esta visita sólo porque somos diplomáticos y quería que pagásemos. Creo que no hay nada de qué preocuparse, pero ¿cuándo debo empezar a preocuparme? En mi opinión, todos los niños son diferentes y tienen diferentes tiempos de crecimiento. Gracias.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora. Es cierto que cada niño necesita su tiempo y que, por tanto, puede alcanzar los diversos objetivos de desarrollo de psicomotricidad en tiempos diferentes a los de sus compañeros. Sin embargo, yo no rechazaría drásticamente la opinión del pediatra extranjero. Me parece imposible que un pediatra requiera una consulta neurológica con el único propósito de hacerles gastar dinero. Creo que lo más probable es que haya encontrado algo en el niño que, en su opinión, merece la atención de un especialista. Mi consejo es mantener en observación al niño, que en las próximas semanas debe comenzar a rodar y también agarrar objetos con una cierta confianza y luego llevarlos a la boca. Si esto no sucediera y usted siguiera no queriendo consultar un neurólogo, debería considerar, al menos, la posibilidad de ver a otro pediatra.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar