Buenos días, Doctor, soy la mamá de un bebé (una niña) de 3 meses (¡y 6,4 kg!). Mi problema es que no consigo reducir las comidas (especialmente por la noche) o alargar la de la tarde-noche, porque a partir de las 20h la pequeña empieza a estar muy agitada, tanto que se queda despierta hasta las 22h para después llorar de sueño y pasar inevitablemente a la toma de las 2... Y después a la de las 6. ¿Hay algún sistema para intentar alargarlas sin ponerla nerviosa y ponerme nerviosa yo? Además, la pequeña tiene dificultades para evacuar sin la sonda… ¿Debo esperar a que lo haga sola o es mejor si la ayudo con la sonda (¡hasta 3 al día!)? Gracias y saludos cordiales, Silvia.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, personalmente, soy contrario al uso de la sonda, sobre todo en los bebés a los que se les da el pecho, que normalmente no tienen problemas de estreñimiento. Respecto a las tomas nocturnas, creo que todavía es normal que el bebé las pida: tenga paciencia, dentro de algunas semanas podría ser que renunciara a ellas espontáneamente.  

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar