Doctor, soy la mamá de un bebé (una niña) de 35 días, a la que le doy el pecho. Desde su nacimiento, la pequeña ha tenido problemas de regurgitación muy frecuentes. El pediatra de cabecera sostiene que si el bebé crece con regularidad no se tiene que hacer nada, sólo tener paciencia. Afortunadamente, hasta ahora, la niña está creciendo alrededor de 200 g a la semana. Pero desde hace unos días está agitada, llora de forma insistente y regurgita 2 o 3 veces. ¡No sé si atribuir estos llantos a los cólicos o si son debidos a una molestia en el estómago! Después de la toma, raramente hace el eructo, y cuando lo hace, casi siempre regurgita un líquido denso y viscoso, que imagino que será leche mezclada con saliva o jugos gástricos. Después, vomita alrededor de una hora tras la toma, incluso 2 o 3 veces seguidas. Además, mientras que al principio, cuando regurgitaba, olía a leche digerida, ahora huele vagamente a vómito. ¿Puede ser un problema de reflujo gastroesofágico? Gracias y saludos.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, todo lo que describe está dentro de la normalidad. Si el bebé crece con regularidad, no hay nada de qué preocuparse, como acertadamente le dijo su pediatra. Mi consejo es que no prolongue la toma durante más de 30-35 minutos, porque más de este tiempo es posible que la pequeña introduzca demasiado aire. Los lloros pueden también ser debidos al inicio de los llamados cólicos de los 3 meses, que se tienen que afrontar con paciencia (su destino es resolverse enseguida, de forma espontánea). Saludos cordiales.  

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar