Hola doctor, cuando mi hija tenía 30 meses (ahora tiene 34), me di cuenta de que se le habían cerrado los labios menores. La llevé a la pediatra y tras verla muy superficialmente me dijo que estaba todo bien. Sin embargo, también la llevé a un conocido, que es cirujano pediátrico, y me dijo que teníamos que intervenir inmediatamente. "Manualmente" reabrió los labios de la niña, diciendo que si no lo hubiera hecho, sería necesario hacerlo con un bisturí. Durante un mes le puse una crema con hormonas 2 veces al día y todo parecía resuelto. Sin embargo, unos meses más tarde, se le volvieron a cerrar aunque no completamente, pero no quiero llevarla al cirujano porque la anterior visita fue traumática para mi niña. En estos casos ¿qué puedo hacer? Si la niña no tiene molestias, ¿dejarlo estar es la mejor opción, o existe el riesgo de que empeore y se infecte? Gracias.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Ante una sinequia de los labios menores (así se llama la situación de su hija), lo mejor es dejar que pase el tiempo, asegurándose de que no hay infecciones en las mucosas o el tracto urinario, provocadas por un posible estancamiento de orina en el área uretral o de la vulva. Si la sinequia no cubre por completo los labios menores, sino sólo la parte relativa a la vagina, hay que darle tiempo, porque la solución puede ser espontánea. El uso de cremas o la maniobra de alargamiento manual, que se hace habitualmente, no es una solución definitiva, ya que, como habrá visto, la situación vuelve a ser la misma que antes tras poco tiempo. Deje que pasen unos años y controle de vez en cuando la situación, sin hacer daño a la pequeña.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar