Buenos días, Doctor, tengo un bebé de 5 meses y una niña de 19. El bebé tiene un resfriado desde que empezó a ir a la guardería, y parece estar muy congestionado porque no consigo sonarle bien los mocos y la nariz está muy taponada. He hecho de todo: aerosol, lavados nasales; nada, no se despeja. Además, tuve que dejarlo porque el aerosol hizo que le salieran pupas en la nariz. El pediatra no me ha dado nada. Debo tener paciencia, el problema es que siempre se lo contagia a su hermanita; ella también está siempre resfriada. Como es pequeña, no se puede sonar, empieza con otitis, ciclo de antibióticos,  luego de nuevo resfriado y así sucesivamente. Me parece haber entrado en un círculo vicioso. No sé qué más hacer. ¿Tiene algún consejo que darme? Gracias.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

En casos como éste, el único remedio verdaderamente eficaz es tener al bebé en casa tanto tiempo como sea posible después de que pase una enfermedad febril o un resfriado. En la práctica, está bien que, tras la desaparición de los síntomas, no vuelva a la guardería antes de una semana o diez días. Sólo así podrá recuperar una condición de bienestar que, por un lado, puede hacerlo menos vulnerable respecto a las enfermedades que circulan en la guardería y, por el otro, puede dejar de ser  fuente de contagio para su hermanita. Saludos cordiales.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar