Doctor, le escribo porque me he quedado sin ideas. Tengo un niño de 17 meses y hace 3 que se golpea la cabeza con sus manos. Al principio lo hacía en ocasiones e interpreté que era un signo de molestia, pero ahora lo hace siempre que le digo que no, si no puede hacer algo e incluso en los momentos de tranquilidad. Ayer, por ejemplo, estaba en la mesa con nosotros, ya había comido y le dimos una galleta. Sin motivo empezó a golpearse con las manos contra la cabeza mirándome. No sé cómo detenerlo. Le regañé e intenté agarrarle las manos y acariciarle la cabeza, pero sin éxito. Es un niño alegre, corre mucho y siempre está sonriendo. Así que esta actitud me sorprende. Por desgracia estoy fuera de casa 12 horas al día durante la semana y lo dejo con los abuelos. Creo que ha visto este gesto de mi sobrino, pero no puedo evitar que vuelva a hacerlo. ¿Qué debo hacer? Estoy desorientada. ¿Tengo que llevarlo a un psicólogo? Gracias.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

La actitud de su hijo se debe a un nuevo juego recientemente aprendido (quizás, copiado de su sobrino), a través del cual se siente el centro de atención. Si el bebé tiene espectadores, sobre todo si se preocupan y lo miran preocupados, entiende que esta situación le generará algún provecho, porque es el centro de atención, así que seguirá repitiéndola. Lo mejor es hacer caso omiso de estas manifestaciones, dejarle hacer, no impedírselas y no mirar demasiado; es lo que aconsejo contra las pataletas de los niños: lo mejor es girarse durante la pataleta y hacer como si nada. Si no tiene espectadores, el niño deja de hacer teatro. Pruébelo y dígame.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar