Buenos días, Doctor, quería preguntarle lo siguiente: tengo una niña de 17 meses que desde pequeña ha hecho su siesta de la tarde durante el paseo, un poco por comodidad mía, porque así se queda dormida enseguida, y un poco también por ella, porque le cuesta coger el sueño. Por la noche, normalmente, duerme en su cuna y tarda alrededor de media hora en dormirse, pero en este caso para mí no es un problema. Querría saber si esta costumbre podría, con el tiempo, crearle problemas a la niña, convirtiéndose en un “vicio”. ¿Puedo seguir así o es mejor empezar gradualmente a habituarla a pasar del paseo a la cuna, arriesgándome a ponerla nerviosa? Espero su consejo, y espero haber sido suficientemente clara. Gracias.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

No hay ninguna razón para cambiar un hábito al que la niña se ha adaptado tan bien. Lo importante es que la niña duerma en su cama por la noche, como de hecho sucede. Saludos cordiales.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar