Estimado Doctor, tengo 2 hijos, un bebé de 5 meses y un niño de 3 años y medio. El más grande a menudo quiere ir a casa de sus abuelos, que viven debajo de nosotros, pero mi madre es una fumadora empedernida. Obviamente no fuma cuando está él y yo me aseguro siempre de que no haya olor a humo cuando el niño quiere ir, pero a veces, aunque yo no haya notado el olor, el niño vuelve a casa con el cabello oliendo a humo. Le pregunto, en cuanto a las micropartículas que probablemente se quedan en el ambiente (incluso cuando no se fuma y después de mucho rato sin fumar), si puede ser dañino, teniendo en cuenta que no son perceptibles. Además, me pregunto si el mucho aerosol que el niño ha tomado en los últimos 2 años y medio (desde que empezó la guardería hasta hoy) para la tos de la gripe, pueden haberlo ayudado a expulsar. A menudo el aerosol se lo he dado sólo con la solución fisiológica. Gracias y saludos cordiales.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, el aerosol no contrarresta el daño del humo pasivo (¡ojalá lo hiciera!). Pida a su madre que cambie sus ropas cuando llegue el niño, poniéndose alguna cosa limpia que no haya utilizado nunca para fumar. Tenga presente que las partículas contaminantes del humo las capturan todos los tejidos, por lo que las cortinas, los sofás o alfombras de casa de su madre seguro que estarán impregnados. También le aconsejo que le regale a su madre el libro de Allen Carr, “Es fácil dejar de fumar si sabes cómo”. Muchas personas, tras haberlo leído, han conseguido dejar para siempre los cigarrillos. Si la abuela también lo consiguiera, sería una ventaja no sólo para los niños, sobre todo para ella. Saludos cordiales. 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar