Doctor, le escribo para contarle la gran angustia que vivimos desde hace unos días. Mi hijo empezó a tener mucha fiebre, hasta 39,6, que no bajaba ni con paracetamol ni con antipirético. El pediatra le diagnosticó una gripe. Durante los dos días siguientes, parecía que el niño iba mejorando: comía, jugaba y la fiebre bajaba poco a poco. Pero durante la noche la fiebre volvió a subir de nuevo hasta 38 y el niño estaba muy débil. A la mañana, no podía mantener los ojos abiertos, no reaccionaba y ni aceptaba el pecho. Aterrorizados, lo llevamos a urgencias donde lo ingresaron por sospecha de encefalitis. El TAC resultó negativo, pero el EEG (electroencefalografía) reveló un problema. Al día siguiente, repetimos el EEG y salió normal. Me dijeron que la debilidad era por la fiebre. Ahora, mi bebé está bien y el diagnóstico fue que era un virus común. Sigo angustiada por el temor de que esto se repita, ya que el niño tiene poca inmunidad.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Señora, el incidente no tiene por qué ocurrir de nuevo. Los médicos han repetido los exámenes para mayor seguridad y, de hecho, no salió nada relevante, por lo que no tiene que preocuparse. Saludos cordiales.

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar