Mi bebé, Felipe (gemelo de Emma, nacido en la semana 34 de embarazo con un peso de 1,960 kg sin problemas), que ahora tiene 12 meses, ha sufrido durante todo el invierno de tos, fiebre y una bronquiolitis. Ha sido sometido a diversos tratamientos antibióticos, y ahora, después de sólo dos semanas, ha vuelto la tos, la sequedad y las molestias en la garganta. Por ahora, ¡sin fiebre! Nosotros intentamos estar atentos, salir sólo cuando hace buen tiempo, nada de centros comerciales, ni lugares con mucha gente, ¡sólo paseos! ¿Cómo podemos mejorar su estado de salud y hacerlo menos frágil? Su hermana gemela se muestra más fuerte, haciendo la misma vida y frecuentando a las mismas personas.

Respuesta de Dr. Leo Venturelli

Estimada señora, después de la bronquiolitis, los bronquios del bebé pueden quedarse más vulnerables durante 6-12 meses. Por este motivo, lo que está sucediendo es, si se puede decir así, normal (normal respecto a lo que comúnmente ocurre después de una bronquiolitis). Aun así, permita que Felipe lleve la misma vida que su hermanita, evitando, en efecto, los lugares cerrados y llenos de gente (que no son el ambiente ideal para ningún bebé), pero sin privarlo de la posibilidad de salir. De hecho, ahora que ha empezado el buen tiempo, deje que esté al aire libre lo máximo posible, en la naturaleza y lejos de lugares concurridos. 

Buscador de consultas

Muchas mamás compartís las mismas dudas... aquí puedes encontrar consultas ya resueltas sobre el tema que te interesa... ¡Búscalo aquí!

Consultas más populares de Pediatría

Últimas consultas en Pediatría

Te puede interesar